Primeras veces: Los Reyes Magos (I)

Aunque, técnicamente, estas fueron las segundas navidades de Valkiria, para mi es como si hubieran sido las primeras, porque ella lo ya vivido todo de una manera mas consciente. El show del año pasado ya os lo contamos en un Consejo de padre hace unas semanas, pobrecita mía, que cara de póker se le quedó. Por eso, la llegada de Los Reyes Magos era, sin duda, la fecha estrella de las navidades en nuestra casa. No podiamos esperar para ver la carita que pondría ese día, en la peregrinación de casa en casa. Pero vayamos un poco para atrás, a la tarde de antes, esa tarde en la que sus magestades, cono mágicos que son, se pasean por cada ciudad y pueblo de España, repartiendo ilusión y muchos caramelos.

Yo no recuerdo cuando fue el ultimo año que fui a ver la cabalgata. Posiblemente fuera siendo adolescente porque, al llevarme siete años con mi hermana pequeña, ella aún tenia ganas de ir a verla. Pero por lo menos hará unos doce o quince años de eso. El año pasado no fuimos, por supuesto, no tenia mucho sentido. Sin embargo, este año nos hacia gracia ir y ver como reaccionaba ante el gentío y el jolgorio de dicho día. Buscamos un sitio amplio, huyendo de calles estrechas, al lado de un parque, por si se aburria del espectaculo. Quedamos con los abuelos Puñeteros, los abuelos Cascarrabias y la Tata (nadie se quería perder esa primera vez), y para allá que nos fuimos. A pesar de la odisea que supuso llegar hasta el punto donde habíamos quedado, con paso por parking subterráneo incluido (no había otra manera de acceder), llegamos al punto de encuentro. Para emoción de Valkiria, su Tata le traía un globo mas grande que ella de Mickey (globo que aún está por casa, medio chuchurrio, y estoy deseando tirar).

Cabalgata-Reyes-Valencia

Empezó a pasar la cabalgata. Caballos, saltimbanquis, carrozas, gente disfrazada… Lo normal. Pero verse, lo que se dice verse, no se veía mucho desde donde estábamos. Tampoco es que pasara nada. A ella le daba lo mismo y casi mejor si no me la aporreaban a caramelazos. Al rato empezó a cansarse del carro y, a pesar de que hacia bastante frio, la sacamos para que corriera y jugara en el parque. Todo un acierto, si no llegamos a estar ahí no hubiéramos visto ni media hora de cabalgata. El Papá Cascarrabias se quedó con ella de acá para allá porque sabe lo nerviosa que me ponen los parques llenos de niños. Pero hora y media después la cabalgata parecía estancada, Valkiria empezaba a estar aburrida del parque y los abuelos a quejarse de dolor de espalda. Así que, sin siquiera haber llegado a ver al rey Melchor, nos fuimos para casa. ¡Y menos mal! ¡Porque conseguir salir de allí y atravesar la ciudad fue otra odisea!

Three-Wise-Men

Cuando al fin llegamos a casa hicimos la rutina normal, cena, baño, teta y a dormir. Una vez la dejamos en la cuna estábamos reventados, pero claro, no era momento de descansar, ahora estábamos al otro lado y aún nos quedaba mucho trabajo que hacer y algunas cosas por montar. Mientras yo acababa de empaquetar algunas cosas y montaba la famosa carpa del Ikea, el Papá Cascarrabias se afanaba en montar un arcón que habíamos comprado en Vertbaudet. ¡Casi lo tira por el balcón! Tengo que decir, que esa tienda me gusta mucho, para tema ropa, pero para lo que son cosas de muebles no creo que volvamos a comprar nada. Las instrucciones eran poco claras y algunas cosas estaban mal etiquetadas, así que mi pobre marido se las vio y se las deseo para montarlo bien. Cerca de las dos de la mañana acabamos de colocarlo todo y nos fuimos a dormir, que el día siguiente se presentaba largo y teníamos que madrugar, ¡que emoción!

– Continuará…-
Y vuestros hijos, ¿Como vivieron la tarde de la cabalgata de Reyes?

Si te ha gustado, compártelo:Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

20 thoughts on “Primeras veces: Los Reyes Magos (I)

  1. entremishoras

    Ellos disfrutaron mucho! Estaban aluncinando! Este año ya se enteraban de qué iba la cosa y ver todos los regalos en los coches les gustó, sobre todo Niño aunque Niña es que es muy espavilada y déjala correr, se queda con todo! La verdad es que aquí la cabalgata es muy corta, en media hora ya han pasado, luego sigue el recorrido pero cuando ya los hemos visto pues nos vamos. Yo por suerte lo tenía ya todo empaquetado y cuando por fin se durmieron (a Niño le dio la 1 de la madrugada, no sé si estaba nervioso o qué) pues sólo tuve que colocarlo en la puerta del balcón y a dormir! Ya verás el año que viene!

    Reply
    • Mama Puñetera

      Pues casi preferiría una cabalgata mas corta y poder verla! Jajaja
      El año que viene será alucinante!
      Besos guapa!

      Reply
  2. diasde48horas

    Pues mira, al leer estas cosas me alegro de vivir en un pueblo pequeño donde todo el mundo puede ver pasar la cabalgata desde la primera fila, sin agobios ni achuchones. A mi es que la multitudes me dan mucha alergia…

    Reply
    • Mama Puñetera

      Pues no te digo a mi lo que me producen las multitudes! Cuanto mas mayor me hago, menos me gustan, uuuuffff, pero todo sea por ella!
      Besos guapa! 🙂

      Reply
  3. Segundos Pasos

    Mi peque es muy pequeño pero mis sobrinos disfrutaron muchisimo!!!!

    Reply
  4. mamá i más

    Yo tengo muchas ganas de vivir ese momento!! La última a la que fui, tendría yo 11 o 12 años, así que seguro que es como algo nuevo tanto para mí, como para el futuro peque 🙂

    Reply
  5. Piezecitos

    Que emocion! Aunque no lo apreciara mucho seguro que algo se llevó! Aqui en italia no hay reyes adi que este año nos hemos quedado sin cabalgata… 🙁 pero te puedo decir que papa noel le da miedo!!! Vino incluso a casa ( mañana os lo cuento en el blog) y no hizo mas que llorar!!!

    Reply
    • Mama Puñetera

      jejejeje, pobrecita! Es que claro, un señor grande todo vestido de rojo da un poco de susto! jajajaja
      Besos guapa! 🙂

      Reply
  6. planeandoserpadres

    Yo no me he animado a llevar a mi bichilla este año. Aún es pequeña, no se entera del asunto, y su papá trabajaba, por lo que me he hecho la loca ya que no quería meterme entre el gentío yo sola.

    Reply
    • Mama Puñetera

      Hombre, yo si hubiera estado en tu situación también me habría escaqueado! jejeje
      El año que viene seguro que vas!
      Besos

      Reply
  7. consejos para una embarazada primeriza

    Gracias por el blog, esta genial! Hay un montón de experiencias únicas cuando una es primeriza.
    Nosotros tenemos una web sobre salud en el que tratamos el embarazo primerizo y el bebe, por si quieres compartir información.

    Un saludo y animo!

    Reply
  8. Pingback: Primeras veces: Los Reyes Magos (II) | Maternidad como puedas

  9. Lai - Asi piensa mamá

    ai, a cabalgata…las ganas que tengo de llevar a mis terremoto a verla en directo…que solo la han visto por la tele…y yo,que he llevado a familiares y amigos hasta bien mayor, la echo mucho de menos 🙂

    Reply
    • Mama Puñetera

      Pues a ver cuando tienes oportunidad, porque seguro que la disfrutan un montón!
      Besos guapa!

      Reply
  10. Mama Puñetera

    Jajajajajajaja… Que tremendos son estos niños! Aunque ya te digo que yo ni por asomo habría dejado nada debajo del árbol, Valkiria no habría tardado ni dos segundos en lanzarse a por ellos! Jajajaja… El año que viene tendrás que cambiar de plan!
    Besos guapa!

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *