Comiendo en el comedor del cole

Que lo niños tienen la capacidad infinita de soprendernos creo que cualquiera que sea padre ya lo sabe. Es algo que va innato en ellos. O quizá el problema este en la rigidez que nuestra mente se empeña en tener a veces. Los momentos de ofuscación no ayudan a ver las cosas claras, pero aún así yo siempre intento focalizar en positivo y pensar que todo irá lo mejor posible. Todo esto viene, algunos ya lo sabréis, a raíz de un post que escribí hace unas semanas sobre lo que nos estaba costando que Valkiria comiera sólidos. Como ya no sabíamos que más hacer, optamos por pedir ayuda a las chicas de la guardería y dejarla a comer en el comedor.

No ha pasado ni una semana, hoy es su quinto día comiendo y durmiendo allí la siesta, y no puedo estar mas sorprendida y contenta de como está yendo todo. Mi pequeño yo pesimista me decía desde una esquinita de mi mente: “Ya verás, va a ser un nuevo periodo de adaptación. Será como volver a empezar. Los primeros días serán difíciles“. ¡Y nada mas lejos de la realidad! Desde el primer día la cosa ha ido de maravilla tanto a la hora de comer como a la hora de dormir. A Valkiria le encanta la guardería y sale de clase super feliz, ¡esta niña es una todoterreno!

comiendo-comedor-cole

Hay varias cosas que creo que han ayudado a que esto vaya tan bien:

  • Lo primero es que su adaptación a la guardería fue muy buena, como he dicho, le encanta ir al cole y adora a su señorita. Es más, allí es una niña super solícita que ayuda en todo a su seño y cada día es más autónoma. Para una niña que llevaba dos años solo conmigo día a día, esta genial.
  • Además apliqué algunos de los consejos que os dí para la adaptación a la guardería. Durante toda la semana pasada, cada día le iba explicando que pasaría esta semana, que comería allí con sus amigos y luego dormirían todos juntos. Parece que no pero yo creo que entienden todo y saber que va a pasar le da seguridad.
  • Por último, en su clase tan solo ella y otra niña, curiosamente la que se sienta a su lado, salían a comer a casa. El resto de niños se quedaban todos. Esta niña estaba teniendo una adaptación a la guardería difícil y a estas alturas, dos meses de curso ya, aún lloraba al entrar en clase. Hablaron con la psicopedagoga del centro y les aconsejó que la dejaran a comer. Así que tanto ella como Valkiria han empezado a quedarse a comer a la vez y eso creo que ha sido positivo para ambas. Además ahora puede que se sientan más integradas en clase porque hacen todos lo mismo.

Evidentemente, las cosas van bien, pero eso no quiere decir que Valkiria devore la comida a trozos. Lo importante es que poco a poco van haciendo progresos. Me dicen que come pero más lenta que los demás y cuando le ayudan abre una boquita super pequeña (esa boquita me la conozco yo). Pero al final va comiendo y masticando como el resto. Con lo que no consiguen de momento ni que lo pruebe es con la fruta, pero eso ya era de esperar. Ella y la fruta nunca han tenido buena relación. De todos modos, solo lleva una semana, supongo que con el tiempo la cosa avanzará progresivamente.

A la hora de dormir muy bien. si bien es cierto que un mes antes le cambié el modo de dormir en casa. Antes tenía que ser en la mochila y conseguí que se durmiera solo tumbándome con ella en el sofá. No necesita ni muñeco de apego ni nada. Y por lo visto acaba tan cansada que cae rendida al momento. ¡Una maravilla!

A mi me tiene alucinada porque además parece que se le ha abierto el apetito de repente y se pasa la tarde pidiéndome pan y galletas, que al final le tengo que decir que no, sino me junta la merienda con la cena. Y ya por las noches no me importa darle una papilla de lo que sea, se lo queme muy bien si no esta demasiado cansada.

Bueno, pues hasta aquí los progresos de la peque con la comida en el comedor del cole, en unas semanas os cuento como seguimos.

¿Se quedan vuestros peques al comedor?

 

 

Si te ha gustado, compártelo:Share on Facebook17Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

18 thoughts on “Comiendo en el comedor del cole

  1. Eulàlia Carbonell (Princess and Owl stories)

    Si es que son muy listos. Lo que no hacen en casa lo hacen en el cole, por imitación, al ver que los demás lo hacen. Ya verás como pronto nos cuentas que lo de los sólidos es un tema cerrado. Un besote guapa

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Ya te digo! Que tema este de la guarde y en casa! No sabes lo que me gustaría poder verla allí!
      Ojala tengas razón guapa!
      Besos!

      Reply
  2. Planeando ser padres

    Es un tema que estamos valorando para cuando escolaricemos a mi bichilla, porque en casa sólo como yo y mis hábitos… en fin, diré sólo que son muy mejorables. Y últimamente o ando más que conociendo casos de niños que en el colegio comen de todo, variado y sin quejas, y aunque sólo sea durante los primeros años, para que aprenda en condiciones, me parece una gran idea. El problema es que es un gasto grande, y si encima tenemos que pagar también un colegio concertado si no hay plaza en los públicos que nos gustan ¡nos va a salir la mensualidad por 360 euros al mes! Y yo lo veo un abuso.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Ostras la verdad es que es una pasta! Pero bueno también depende de si en el cole tienen cocina y hacen ellos la comida o si es de catering que no suele valer nada. No se, llegado el momento tendréis que valorarlo…

      Reply
  3. AnimalitosTuyyo

    Ojalá Rosquis se adapte tan bien cuando vaya a la guarde, aunque de momento pienso que no se quedará a comer ni a hacer la siesta. Me alegro que a Valkiria le esté yendo bien, mejor de los que esperabas 🙂 besitos!

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Gracias guapa! Pues seguro que le irá genial y se adaptara super bien, ya lo verás! Besos

      Reply
  4. Entremishoras

    Qué bien que coma tan bien allí! La verdad es que normalmente en los comedores, comen mejor. Niño en la guardería comía igual de mal, pero en el cole come de todo y bien. Es un alivio saber que allí están bien en el comedor.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Pues si, la verdad es que es un alivio que estén bien y que coman agusto. A mi me deja muy tranquila saber que cocinan allí y compran en los locales del barrio los productos frescos.

      Reply
  5. lydia padresenpañales

    La beba sí se quedó mucho tiempo. Ahora come en casa. Allí comía como en casa, bien. Pero lo que no me convencía era la comida, congelada que la llevaban cada semana. Serán procesos muy estudiados y tal pero prefiero que coma en casa mientras yo pueda. Son muy listos y tienen su vida allí me encantaría poder mirar por un agujerito

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Ves, lo de que la comida sea congelada a mi tampoco me convence. Por suerte en nuestra guarde lo cocinan allí en el mismo día, así que es comida como la de casa.
      Ay si, como me gustaría verla por un agujerito!!!

      Reply
  6. mamá puede

    En el cole lo hacen por iimitación, y suelen comer mejor que en casa.

    Los míos no se quedan, pero algún día Leo nos ha pedido quedarse en el comedor y era una fiesta para él! se habrá quedado 5 veces en todo el tiempo que ha ido a la guarde y dos veces le ha coincidio puré de verduras que en casa no come y allí sin problemas porque estaba “riquisimo” así para que veas…

    Me alegro que vaya muy contenta a la guarde

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Es así, la imitación les motiva, ni más ni menos! Y en casa es otra historia…
      Gracias guapa!

      Reply
  7. Socorro que soy mamá

    Yo soy fan del comedor de la guarde, come variado y super bien , cosa que en casa yo soy un poco desastre con las comidas, cada uno come a una hora y es difícil, y sobre la siesta te digo que Salvajita allí duerme sin chupete y en casa si que me lo pide, tengo claro que lo que hacen allí no es lo mismo que en casa, pero ayuda 😉
    Me alegro que se adapte tan bien a las rutinas escolares. Un abrazo!

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Pues si, allí hacen cosas que en casa ni de coña, pero bueno al menos allí las hacen, lo que quiere decir que pueden hacerlas.
      Gracias guapa!
      Besos

      Reply
  8. marilia

    Me alegro mucho de que vaya bien! Nosotros estamos felices porque cómo te comenté, nuestro problema no era que quisiera triturado sino que queriendo comida de adultos ,casi no probaba bocado.Y ahora aunque no devora los platos está comiendo lentejas,fruta y de todo,y no perdona la merienda y cena, vamos por el buen camino!!y lo de dormir…es de los primeros en dormirse y en casa jamás se ha dormido solito en la cuna y conmigo, siempre al pecho y allí, tan feliz…y Yo sufría mucho de pensar que no dormiría nada y al contrario ha ido estupendamente.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Ya ves! nosotras pasándolo mal y ellos tan contentos! jejeje
      Muchas gracias guapa!

      Reply
  9. Baberos y Claquetas

    ¡Siempre nos sorprenden! Es como en casa no quieren una cosa y en casa de la amiga, la abuela, la tía devoran. Qué bien que hayáis conseguido superar esta etapa, ya sea por imitación de sus compañeros o cambio de rutinas siempre se agradece. Nosotros nos estamos planteando meter a Vikingo en la guarde unas horas por la mañana a partir de Enero, creo que le vendrá bien, ya demanda jugar más con niños y mira si me echan una mano con la operación pañal que tenemos atascada mejor que mejor. Un besazo

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Pues si ya quiere estar con otros niños seguro que le irá genial y se adaptara super bien!
      Ya nos contarás!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *