Cambios psicológicos en este segundo embarazo

La experiencia es un grado… O eso dicen. Lo que si es cierto es que, en este segundo embarazo, yo no me estoy sintiendo igual a nivel psicológico. Hay aspectos en los que me siento mejor que la vez anterior. Sin embargo, hay otros en los que el cambio no ha sido, exactamente, a mejor. Tu eres y no eres la misma persona. Porque tienes unos años más. Ya eres madre. Tienes esa experiencia, pero nadie te prepara para el cóctel hormonal que supone un nuevo embarazo. Y nunca sabes por donde te va a dar. Estos han sido mis cambios psicológicos:

Menos miedos

Empezaremos por algo bueno, esta vez siento menos miedo. No hay cosa que me de mas miedo que el desconocimiento y la incertidumbre. Ahora no voy a pasar por algo que es totalmente desconocido. Aunque cada embarazo sea un mundo, tu ya tienes cierta experiencia previa que te hace estar mas tranquila. Conocer a lo que te vas a enfrentar te hace sentir mas segura. Quizá no en todos los aspectos. A mi el hecho de como llevaré la bimaternidad me preocupa bastante. Pero por otro lado pienso que, igual que me acostumbré la primera vez, cuando el cambio es casi mas tremendo, esta vez, llevará mas o menos tiempo, pero acabaremos acoplándonos a ser cuatro.

Mas seguridad en mi misma

Como consecuencia del punto anterior, siento mas seguridad en mi misma. Ahora se que puedo parir y lo puedo hacer como yo quiero. Luego dependerá de como vayan las cosas llegado el momento cumbre. Nadie puede asegurarte que podrás tener el parto que deseas, aunque ya lo hayas hecho antes porque, entre otras cosas, hay cosas que no dependen únicamente de ti. Pero aun así, el hecho de ya haber pasado por ahí me da seguridad y me hace estar mas tranquila.

A otro nivel, en el de la maternidad y la crianza, también me siento mas templada. Después de 3 años y medio de ser madre, se que habrá cosas que se me seguirán escapando y me descuadrarán totalmente. Situaciones nuevas por las que pasar. Pero ya se el tipo de madre que quiero e intento ser. Me podré sentir desbordada, pero tengo un bagaje a mis espaldas que me da seguridad.

cambios-psicológicos-embarazo

Pereza infinita

Este sentimiento empezó a invadirme antes incluso de ponernos a buscar este segundo embarazo. Es un sentimiento muy contradictorio porque, por una parte te sientes así, pero por otro lado te hace mucha ilusión pensar en tener otro hijo. No se si esto es normal o es que yo soy así de raruna. Recuerdo que una amiga me dijo: “Mujer, si te da pereza no hace falta que lo hagas ya. Esperar un tiempo” Y yo le contesté: “Es que me da pereza ahora y me la va a dar dentro de un año. Eso no va a cambiar“.

El motivo es el mismo que en el punto anterior. Como ya sabes a lo que vas, asumes que va a haber momentos muy duros por los que tocará pasar. Y no me refiero precisamente al parto. Sino a las noches sin dormir y los posibles contratiempos que puedan ir surgiendo. El primer año con Valkiria fue tan agotador que solo el hecho de pensar en volver a pasar por todo eso me da una pereza infinita. No lo puedo evitar. Por otro lado me sabe mal, porque no tiene porque ser igual, pero como lo único con lo que puedo comparar es con mi propia experiencia previa, es lo que hay.

Menos conciencia del embarazo

Cambia mucho el como llevas el embarazo de cuando estas sola, a cuando ya tienes otra criatura a la que cuidar. A mi este embarazo se me está pasando a la velocidad de la luz. Y es que muchas veces ni te acuerdas de que estás embarazada, ¡porque no tienes tiempo! Sobretodo los primeros meses, cuando aun la barriga no se nota mucho. Te metes en la vorágine del día a día. De llevar a la niña al cole, recogerla, ir al parque, etc… Y solo te acuerdas de como estás cuando tu cuerpo te avisa de que vas demasiado deprisa o cuando te sientas en el sofá después de dormir a la fiera. El tener menos tiempo para mirarte a ti misma hace que estés menos pendiente de tu cuerpo, de los cambios que se producen en ti, en definitiva, menos consciente del embarazo.

Estos son los cambios psicológicos que he notado en mayor medida y con los que más diferencias noto en relación a la vez anterior. Supongo que para cada mujer y para cada embarazo, será diferente, así que…

¿Me cuentas los cambios psicológicos que notaste tu en tus embarazos?

¿Notaste diferencias entre embarazos a ese nivel?

 

Si te ha gustado, compártelo:Share on Facebook14Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

4 Replies to “Cambios psicológicos en este segundo embarazo”

  1. Judit

    Te doy la razón en todo, sobre todo en la pereza… Me pasó lo mismo! Y ahora que ya tiene un mes, te puedo decir que me lo he tomado de otra manera, no me agobia tanto y disfruto más del pequeñin aunque se pase el día llorando xD

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Pues ojalá y me pase igual que a ti, disfrutar de esta segunda vez sin la presiones de la primera, jejejeje

      Reply
  2. Planeando ser padres

    Mi problema fue que el segundo embarazo se pasó en un visto y no visto. y encima, al ser prematuro ¡5 semanas menos para concienciarme que tuve! Pero sí, las semana fueron pasando sin que mi bichilla diera tregua y cuando quise darme cuenta de la etapa en la que estaba, mi churumbelito decidió tirarse al mundo.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Claro, es que así es mas radical aún. Tenía ganas de decir hola el pequeñin, jejejeje

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *