Sangrado vaginal en el embarazo

Siempre se ha dicho eso de que cada embarazo es un mundo. No sabéis hasta que punto se está cumpliendo en mi caso. Esto de lo que os vengo a hablar hoy es otra de esas cosas que, en el embarazo de Valkiria, ni supe lo que era. Además de algo que asusta bastante y no contribuye, para nada, a que estés tranquila. Os hablo del sangrado vaginal. Que en mi caso no se limitó al primer trimestre.

No voy a entrar a explicaros todos los tipos de sangrados vaginales que pueden darse, ni sus causas. Para ello ya hay páginas en las que lo desglosan muy bien. Yo quiero contaros como fue mi experiencia con el sangrado vaginal y como lo viví.sangrado-vaginal-embarazo

La primera vez que me pasó no le dí la mayor importancia. Mas que nada porque pensé que, otro mes mas me iba a bajar la regla, era el típico marroneo previo. ¡Pero no! En ese caso, como corroboraría mas tarde, era lo que llaman un sangrado de implantación. Algo totalmente nuevo para mi. Esto ocurre, en ocasiones, cuando al implantarse el óvulo ya fecundado en las paredes del útero se produce una erosión del tejido del endometrio. No suele durar mas de un par de días y, aunque dicen que no duele, a mi me dolía igual que cuando me tiene que venir la regla.

Durante el resto del primer trimestre no volví a sangrar. Pero llegado el segundo trimestre, un par de semanas antes de nuestra segunda visita a urgencias, empecé a tener pequeños marcados. Al principio siempre pasaba el día después de haber mantenido relaciones sexuales. Como ya sabía que esto era algo normal, y la cosa no pasaba de un flujo rosado, no le dí mayor importancia. Días después, sin sexo de por medio, empecé a soltar hilitos de sangre mezclados con el flujo después de ir a hacer de vientre. Ya os he contado mis problemas de estreñimiento en este segundo embarazo. Primero comprobé de donde salía aquello y luego empecé a preocuparme cuando ya no hacía falta que hiciera esfuerzos o no, salían hilitos de sangre de vez en cuando.

Llame a mi matrona y le conté la situación. Ella, obviamente, sin verme y solo de palabra poco podía hacer. Como los medios de los que disponen allí no son muchos, me recomendó acudir a urgencias inmediatamente después de que ocurriera el próximo sangrado. Allí podrían determinar mediante ecografía si se trataba de un hematoma uterino, alguna pequeña herida en las paredes de la vagina, infección o algo sin importancia. ¡Con tantas opciones me acojoné!

Decidí ir a la mañana siguiente al hospital, pero eso no llegó a pasar. Justo esa noche me desmayé y nos tocó ir a urgencias. Aprovechando el viaje ya les comenté también todo lo del sangrado vaginal, aunque en aquel momento hacía horas del último. Me exploraron y no vieron nada. Descartaron algunas opciones como el hematoma o la infección, pero me dijeron que, al haber pasado muchas horas, no podían ver de donde salia la sangre. Que si me volvía a pasar volviera a urgencias ipso facto. Pero no paso más.

Unas semanas después, cuando la matrona vio el informe de urgencias. Esos informes en los que la mitad de cosas suenan a chino. Me dijo que, por lo que ponía, se trataba de un sangrado por erosión de las paredes de la vagina. Porque había algunas células que no deberían estar ahí y, al haber mas concentración de sangre en la zona, se producían esos sangrados. Bien fuera al mantener relaciones sexuales, al ir al baño, al toser o estornudar… Al hacer cualquier cosa que hiciera que las paredes de la vagina se frotaran. ¡Que curioso es el cuerpo humano!

Lo cierto es que, aunque finalmente resultó no ser nada, a mi me tuvo bastante preocupada. Como he dicho al principio, con mi anterior embarazo no sangre nada de nada, así que toda esta situación me pilló de novata. Y así sumamos un sustillo más a la lista de este embarazo…

¿Tuvisteis sangrado vaginal durante vuestros embarazos?

 

Si te ha gustado, compártelo:Share on Facebook6Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Email this to someone

22 Replies to “Sangrado vaginal en el embarazo”

  1. Madreyo

    Justo has escrito de lo que más me preocupa en este momento, estoy en plena ecoespera y ¡estoy cagá!

    Te animo a que te pases por mi blog, que lo he retomado recientemente

    Un saludo, nos leemos!

    Reply
  2. Lee de Babytribu

    Si tuve en el primer trimestre de la segunda peque, tenía una especie de hematoma en la placenta pero luego se quitó y todo bien.
    Un beso!

    Reply
  3. Mami Rebelde

    Qué susto, ¿no?
    Yo la verdad es que no tuve ningún sangrado y menos mal, xq con lo histérica que soy con eso hubiese estado preocupadosima y yendo al hospital cada 2×3.
    Me alegro q se quedase en nada 😉

    Reply
  4. Mis chic@s y yo

    Lo cierto que en mis embarazos no me ha pasado, excepto con la primera el sangrado de implantación que al igual que tu no le di demasiada importancia. Pero sangrar durante el embarazo supongo que debe ser preocupante, aunque sepas que todo está bien porque además en el embarazo (al menos a mi) te preocupa cualquier cosa y hasta que no han nacido no te quedas nunca tranquila del todo. Bss

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Pues si… Estas cosas preocupan mucho, aunque intentes estar tranquila…
      Besos!

      Reply
  5. EL COLLAR DE MACARRONES

    Cada embarazo es un mundo. Lo que aprende una de su cuerpo en el embarazo, madre mía.
    Siempre dicen que el embarazo no es una enfermedad, pero es verdad que es la época en la que más observas tu cuerpo y te das cuenta del mínimo detalle.
    Qué suerte que no fue nada.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Creo que es inevitable estar mas pendiente de la cuenta de tu cuerpo, pero es que aunque el embarazo no sea una enfermedad, nos pasa de todo, jejejeje…

      Reply
  6. MADRE MADE IN SPAIN

    Por suerte o pasé por eso en ninguno de mis 3 embarazos. Eso sí el primer trimestre fatal; náuseas, vomitos, hipersalivación, en fin un cromo de persona.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Bueno, ya tuviste suficiente entonces, mejor que no tuvieras sangrados también… 😉

      Reply
  7. Annabel

    Madre mia que embarazo de sustos llevas 🙁 Ay, que etas semanas finales te den tregua!!! Yo la verdad es que de momento todo va bien, menos lo del ducto que me tuvo acojonada pero oye el alivio cuando luego se soluciona es increíble!!

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Pues si… ¡Menuda diferencia con el anterior! Menos mal que parece que ya la cosa se calmó…

      Reply
  8. chibimundo

    Menudo susto y más con el desmayo… por suerte yo no pasé de sangrado tipico de relaciones sexuales… porque ademas estaba en plan primeriza horrorizada con todo lo que podia pasar y probablemente me habria ido directa a urgencias.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Hombre, con el tema de los sangrados tampoco esta de más que te lo miren en el hospital. Pero vamos, que mejor si no te pasa…

      Reply
  9. Lulyladelaluzenlalluvia

    Da susto si que es verdad…a mi me pasó también con el segundo de echo no supe que estaba embarazada hasta estar casi de tres meses porque creia que era la regla y como seguia dando pecho al mayor (casi tres años) supuse que eran reglas menos abundantes por eso,pero no eran sangrado de implantación también.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Ostras! Bueno, al menos no te asustaste si pensaste que era una regla… aunque el susto vendría luego al ver el positivo, jejeje… Pero un susto bueno, ¡eso si!

      Reply
  10. Aventuras de una Mami

    A mi también me preocupaba mucho el sangrado, afortunadamente solo me paso una vez y muy poco, pero me asuste mucho, muchisimo, tanto es así que durante una semana apenas hice otra cosa que ir de la cama al sofa y del sofa a la silla del trabajo e intentaba no hacer esfuerzos o coger peso. Lo pase fatal y se que fui un poco exagerada.

    Reply
    • Mamá Puñetera Post author

      Cada una lo vive a su manera, pero con el tema de los sangrados es normal asustarse mujer.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *