Tus terribles dos… O casi tres

Tus 2 años se acaban. Queda poco más de un mes para que cumplas 3 y aun no tengo claro si habremos pasado, o no, por los terribles 2. O si, en cambio, lo que llevamos vivido contigo, desde antes de cumplir tu segundo año, es tan solo un preludio de lo que será tu carácter de por vida.

De todos modos creo que no nos podemos quejar, en lo que a rabietas se refiere. Las ha habido, ¡y tremendas algunas de ellas! (como tu tremenda Valkiria), pero ahora mismo recuerdo pocas por su intensidad y casi me cuesta recordar alguna en concreto, más allá de las más recientes. Puede que, con el paso de los años, incluso llegue a olvidar esta fase de preadolescencia adelantada.

Eres testaruda, perseverante, insistente… vamos que no es fácil hacerte bajar del burro (como dirían en mi pueblo). Pero bueno, esto, que en principio se puede considerar como algo negativo, igual no lo es tanto. No será un defecto, sino una virtud, para que consigas todo aquello que te propongas, para que logres todos tus objetivos y alcances cada meta.

También eres extrovertida, payasa y charlatana, demasiado a veces. Con todo te quedas y todo lo largas. Me dejas alucinada con tu memoria, tu imaginación sin limites y con lo rápido que lo aprendes todo.

2 años

Lo de que ahora no me hagas ni caso imagino que es normal… aunque espero que mejore. A veces me da la sensación de que me paso el día echándote bronca y, ¿sabes qué? No me gusta. Nada. Pero parece que en esta aventura de ser padres este es un papel que me tocará interpretar por mucho que me disguste.  Lo único que te puedo prometer es que intentaré ejercitar mi paciencia y respirar hondo más de dos veces antes de pegarte el berrido de turno, que a veces es incontrolable y sale de mí como algo que tengo que vomitar.

Tus supuestos “terribles” 2 nos han puesto a prueba. Ha habido momentos complicados. Días en los que era imposible saber que te pasaba por la cabeza, pero en los que todo, lo que fuera, te venía mal. Rachas de dormir a trompicones, o de comer peor que de costumbre. Las hemos tenido de todos los colores, ¡Bendita reclamación de la independencia como individuo has tenido!

Durante los últimos 6 meses hemos pasado rachas muy buenas, en las que llegue a pensar que estos “terribles” 2 ya habían pasado. Como si de una tormenta de verano se tratase. Pero al poco volvían los momentos de bloqueo, ira o llanto, y sentíamos que nos metíamos de lleno en todo aquello otra vez. Ahora ya tengo claro que esa etapa, esos “terribles 2”, solo son un nombre, por esa manía absurda que tenemos los humanos de darle un nombre a todo. Y por tanto, no existe un principio ni un fin delimitado. Pasará…o no totalmente.

2 años

 

A ti este año te ha servido para sentirte y descubrirte como un ser independiente a nosotros, para reclamar tu espacio, tu autonomía. Para que nos demos cuenta de que tienes las cosas muy claras y que te encanta decidir (y mandar…). Adoras sentir que empiezas a controlar tu corta vida como una “niña mayor”.

Yo, mientras tanto, tengo muchas ganas de ver que nos deparan tus tres años, tu entrada en el cole y muchas otras cosas que están por venir. Aunque a la vez, llore un poquito por dentro al ver que creces tan rápido que casi no me doy cuenta.

¿Que opináis de los Terribles 2?

¿Son para tanto o no?

Diferencias entre colegios y cosas que no entiendo

Ahora que ya hemos acabado la ronda de colegios con sus correspondientes jornadas de puertas abiertas, tengo claras muchos cosas que antes deconocía, sobretodo en cuanto a difrencias entre centros educativos públicos y concertados. Otra cosa es que entienda esas diferencias. Lo cierto es que el sistema es el que es y al final hay que tomar la decisión que creas que es la mejor para tu hijo. Pero no quería dejar pasar este momento de reflexión con vosotros (o debería decir queja…). Por ejemplo:

Aquí hay colegios en los que se puede elegir la educación en castellano o en valenciano. Esto antes tenía mucho más sentido, de hecho, cuando el Papá Cascarrabias vino de Barcelona entró a estudiar a un colegio con linea en valenciano que, en nuestros tiempos, allá por mediados de los 90, solían ser clases con bastantes menos alumnos que en la linea castellana (a menos ratio mejor para los alumnos). Pero ahora, desde que el señor Wert lo cambió todo, parece algo de risa. Resulta que la única diferencia real entre una linea y la otra son las matemáticas, en una linea se dan en castellano y en la otra en valenciano. Lo demás esta ya estipulado, hay asignaturas en castellano, ingles y valenciano, no me llegaron a aclarar en que tanto por ciento. Pero si dijeron una cosa que no entendí en absoluto. Resulta que el 99% de las familias que escogen la linea en valenciano son familias castellano parlantes y los niños no tienen ni papa de valenciano, ¿alguien le encuentra sentido a eso? ¡Yo no! Pero puedo encontrarle una explicación, y es que, habiendo solo 17 plazas por clase (porque hay plazas que se guardan para casos especiales) y pudiendo poner el colegio en dos casillas de las 10 que te dan, una casilla para la opción castellana y otra para la opción valenciana, todo el mundo pone las dos opciones, da igual si eres valenciano o castellano parlante, así tienes el doble de posibilidades de entrar. En principio, nosotros queríamos que Valkiria estudiara en linea en valenciano, entre otras cosas porque su padre es catalano parlante y con ella habla en catalán; y por otra parte porque pensábamos que habría mas posibilidades de que entrara porque no la eligirían aquellas familias que no hablaran valenciano. Nos equivocábamos. Y lo que supondría un avance en realidad es un retraso porque, si en infantil se trata de una inmersión lingüística total, es decir las maestras solo hablan en valenciano, pero los niños no las entienden, todo tendrán que explicarlo el triple de veces para que todos los niños las acaben entendiendo,¿no? Yo, sinceramente, no entiendo nada de nada. Pero si alguien esta leyendo esto y me lo quiere explicar, estaré encantada de escuchar otros puntos de vista porque, oye, igual es que no lo entendí bien…

mujer-confusa-colegios

Otra cosa que o entiendo demasiado es como hacen las limitaciones por distritos, es decir, se da el caso de que gente que tiene el colegio en la calle de enfrente tiene menos puntos que, por ejemplo, otra persona que vive a 20 minutos andando. Entiendo que en algún sitio tienen que cortar para delimitar, pero no tiene ningún sentido. De hecho, yo he ido a ver colegios públicos que no son de mi distrito pero que me pillan mas cerca de casa que los de mi propio distrito, aparte de que me gustan mas. El otro día lo hablaba con otra mami de la guarde. Quizá deberían encontrar otro sistema que baremara los puntos de proximidad al centro por cercanía, no por distrito. Como por rango de influencia de cada colegio en concreto, poniendo el colegio en el centro de una circunferencia, por ejemplo. Se que igual sería mucho lío, pero la asignación de puntos sería más justa y puede que solo fuera cuestión de hacer un programa informático que baremara esta cuestión con respecto al domicilio. Ahí lo dejo… ¿que pensáis?

Pero lo que sin duda me genera mayor confusión e incomprensión es el tema de los cambios de ropa en caso de escapes puntuales u otras situaciones. A mi ya me habían comentado que esto en los centros públicos solía gestionarse de otro modo que en los concertados, aunque no en todos los públicos se gestiona igual. Por eso es importante preguntarlo en cada jornada de puertas abiertas y así lo hice. Las reacciones fueron dispares. Desde los centros en los que me miraban con cara de estupor, como sorprendidos por mi pregunta, asegurándome que en esos casos ellos los cambiaban y no pasaba nada. Hasta los que solo me decían que los padres tenían que estar localizables porque se les llamaba inmediatamente para que fueran a cambiarlos y, solo en última instancia, ellos realizarían el cambio si no había nadie que pudiera acudir al centro. A ver. Yo lo siento pero esto último lo veo totalmente inhumano. Que tu seas capaz de dejar a una criatura de tres años, meada, cagada o vomitada entera con todo eso encima hasta que llegue algún familiar a cambiarlo… ¡no tiene nombre! Me parece que roza lo cruel, casi como un castigo. Y repito, en todo momento me estoy refiriendo a casos puntuales, momentos de berrinche en el que se les puede escapar el pis o que estén malitos por lo que sea. De todos modos, creo que no se tiene en cuenta tampoco la maduración del niño. Señores, no es lo mismo un niño nacido a principios de año que uno nacido a finales. No es lo mismo entrar con casi 4 años al cole que no haber cumplido siquiera los 3. Lo siento, ¡no lo es!

tumblr_inline_nsti3cXKiY1s4aa9f_500

Hablando, o mas bien, debatiendo, con otros papis de la guarde, que ambos curiosamente son profesores, me decían que el tema es que muchos padres no llevan a sus hijos al colegio habiéndoles quitado el pañal o los llevan habiéndoselo quitado dos semanas antes. Ahí entonces, pienso yo, habría que ver si eso es un tema de dejadez de los padres en el tema del pañal o de madurez del niño. Cada caso será distinto, pero dudo mucho de que ese tipo de padres sean la mayoría. Aparte, me argumentaban que ellos son profesores, no auxiliares de guardería y que, por tanto, están para enseñar, no para cambiar pañales, ni para cambiar a los niños. A ver… vale, estamos de acuerdo en que esa no es vuestra faena, pero ¿Entonces el problema cual es?¿Donde está?¿Y porqué no se soluciona? Yo creo que lo que se debería hacer, desde las instituciones es ya que los profesores están para enseñar y no para eso, habilitar un puesto por centro para una auxiliar de educación infantil que pudiera hacer esas tareas. Así se daría respuesta a este problema y aparte se generarían puestos de empleo. Quiero entender todas las posiciones, pero disculpadme si me duele imaginarme a mi hija cagada en un rincón esperando a que yo llegue de donde quiera que esté, si es que puedo ir. No quiero esto para Valkiria.

Os dejo este artículo que leí el otro día para que veáis que no soy la única preocupada con este tema y ya hay incluso quejas formales, sobre este tema de los cambios de muda, que han sido admitidas a trámite.

¿Que pensáis de todo esto?

¿Añadiríais alguna otra cosa que no entendéis?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

Ha llegado el momento… ¡Adiós pañal!

¡Pues si! El momento de abandonar el pañal, al menos de día, ha llegado. Y la decisión la hemos tomado así, de repente, casi casi de un día para otro. A ver, no me malinterpretéis, todo esto, en realidad, nunca se hace de un día para otro, siempre es conveniente que haya un trabajo previo, y nosotros lo hemos hecho, pero el gran salto de fe si que lo hemos dado de un día para otro y ahora os explicaré el porqué.

Nosotros compramos el orinal el verano pasado, en un momento en el que vimos que Valkiria empezaba a mostrar interés por el tema orinal e incluso nos empezó a avisar cuando tenía pipi. En ese momento ella tenía 20 meses. A mi, personalmente, me parecía pronto, pero como se supone que a partir de los 18 meses pueden estar preparados para ello, decidimos que por ir familiarizando a la niña con el orinal no pasaba nada. Luego la cosa no tiró para adelante. Valkiria hizo algunos pipis en el orinal, nosotros hacíamos un festival cada vez que hacía uno, pero a los tres días se cansó y decidió que no quería volver a sentarse ahí, por mucho que el cacharro fuera de Peppa Pig. Sin ningún tipo de drama abortamos plan y el orinal quedó guardado a la espera de un momento mejor.

Hace cosa de un par de meses, volvimos a sacarlo y a ella le hizo mucha ilusión. Así empezó a hacer pipi en el orinal de vez en cuando, sin presiones. Todo esto vino porque en su guarde, mas de la mitad de los niños ya no llevan pañal, son de principios de año. Valkiria, que se fija en todo, empezó a mostrar interés por sentarse en el Wc y su Seño comenzó a sentarla (allí los tienen pequeñitos) como a los demás. Nos comentó que la veía preparada, que muchas veces que la sentaba tenía el pañal seco y a ella le emocionaba mucho hacer pipi como sus compañeros, incluso se levantaba gritando “¡soy mayor!”. En aquel momento decidimos esperar porque no siempre nos decía si tenía ganas de pipi o no y porque estábamos entrando al invierno. Pero aun así, en el cole siguió haciendo pipis en el WC y en casa en el orinal hasta que, poco a poco, hemos llegado al punto en el que nos encontramos ahora.

adiós pañales operación pañal

Desde hará unas dos semanas, los ratos que pasa Valkiria en casa sin pañal son cada vez mayores. Es llegar a casa y se lo quiere quitar. Hasta el punto de que ayer mismo, se negaba a ponerselo y me costo horrores convencerla de que se lo tenía que poner porque nos íbamos a la calle. Solo la convencí diciendole que cuando llegaramos a casa de los yayos le volvería a quitar el pañal y a poner unas braguitas. Y ahí fue donde me quedé rayada dándole vueltas al tema porque, solo un par de días antes, hablando con su profesora, me había vuelto a decir que la veía super preparada, que incluso ahora ya no esperaba a que ella la llevara a hacer pipi, sino que, si tenía ganas, se iba al cuarto de baño, se quitaba el pañal sola y se sentaba a hacerlo. Pero yo le dije que preferíamos esperar a que llegara el buen tiempo y así de paso, pasaran las vacaciones de semana santa (que tenemos pensado bajar al pueblo y toca viaje de 5 horas). ¿Nos estábamos equivocando? ¿Estábamos solo pensando en nuestra propia comodidad? ¡Pues si! ¡Nos estábamos dejando llevar por eso!

Lo peor de todo, y por lo que la decisión ha sido tomada de un día para otro, es que creo que por nuestra propia comodidad puede que estemos dejando pasar el momento idóneo en el que Valkiria está totalmente preparada para ello. ¿Y si por esperar, dentro de un mes, ya se nos ha pasado el arroz?  Como con casi todo en la crianza y desarrollo de los niños, el ritmo lo marcan ellos, y aunque nosotros no lo quisiéramos ver, Valkiria estaba reclamando su momento, ¡ahora! Por eso ayer, ya no quería el pañal, diciéndome que ella ya era mayor y quería braguitas.

Así que nada, manta a la cabeza y para atrás ni para coger impulso. ¡Deseadnos suerte! Os aviso que esta semana estaré muy monotemática con este tema, pero es que es lo que toca… En el siguiente post os hablaré de cuando se supone que los niños están preparados.

¿Cuando decidisteis quitar el pañal?

¿Como fue vuestra experiencia?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17