Infancia sobre ruedas

Desde que se inventó la ruedo, allá por el 5000 AC, los humanos hemos sentido fascinación por todo aquello que las llevara. Me imagino a los niños en la antigüedad jugando con carretillas de acá para allá, al fin y al cabo un niño es un niño, ahora y hace miles de años. Pero esos niños del pasado habrían alucinado con la cantidad de opciones que existen hoy en día para que una criatura juegue sobre algo que lleve ruedas. Porque los niños de hoy tienen una infancia sobre ruedas.

Yo recuerdo con mucho cariño todos aquellos juguetes con ruedas que me acompañaron en mi infancia, desde una primera moto correpasillos azul, que acabé partiendo por la mitad (no me preguntéis como…), hasta mis primeros patines, pasando por cada una de las bicis que tuve. Miles de recuerdos. Y ahora es Valkiria la que disfruta de esas experiencias porque, a pesar de su corta edad, ya ha tenido mas juguetes con ruedas de los que pensaba que podríamos llegar a almacenar… Y creo que esto es solo el principio.

Lo primero que tuvo fue un correpasillos de madera, de esos con actividades. Esta claro que en esto no se podía montar, pero si que le dio mucho juego para ayudarle a dar sus primeros pasos, aunque al principio le costaba mucho regular la velocidad que cogía y algún tortazo se dio.


andador-madera-infancia

Luego llegó el triciclo evolutivo. Esas bicis con tres ruedas que tienen una barra para que los puedas empujar tú al principio y luego puedes ir quitándoles cacharros hasta dejarlos en un simple triciclo. Yo esto pensaba que sería LA COMPRA, así, con mayúsculas, porque además no son nada baratos. Así que en su primer cumpleaños se lo regalaron los abuelos. Al principio lo usamos mucho, prefería mil veces ir ahí metida que en el carro sentada. Tenía su arco de botones y sonidos que le encantaba aporrear y todo. Así pasamos, mas menos, un año. Pero llegó un momento que había que quitarle ya el arco ese para que pudiera ella ir mas cómoda, y ahí fue cuando dejó de parecerme tan maravilloso el invento. Desde que le quitabas eso el manillar iba suelto, al menos en la nuestra, se que hay otras en las que se puede dejar fijo. Eso hacía que el hecho de que el triciclo fuera recto dependía solo de que Valkiria lo mantuviera recto y ella no estaba por la labor. Aparte de que le daba por bajar los pies y frenar el cacharro. Al final resulto ser un engorro, muy complicado de manejar y la acababa llevando inclinando la moto de delante, como si ella fuera haciendo un caballito. Ahora ya prácticamente no la usamos. Probamos de quitarle el palo, a ver si ella podía pedalear siendo solo triciclo, pero no se si es que no tiene suficiente fuerza en las piernas o es que estos pedales no funcionan bien, pero al final no conseguía avanzar y se enfadaba mucho.

triciclo-feber-bebes-infancia

Con año y poco, esas navidades le regalaron un correpasillos de madera. Le gustó mucho y era monísimo, pero tenía un problema y es que las ruedas eran de esas que giran sin ton ni son, con lo que la niña iba loca, chocándose con todo a nada que cogía algo de velocidad. Esto apenas lo usó unos meses. Son de esas cosas que crees que serán más útiles de lo que al final son en realidad. correpasillos-de-madera-infanciaLuego tuvimos otro de esos de plástico con botones y sonidos que le regaló una niña en el parque, aún ronda por aquí y durante mucho tiempo le hizo más caso a este que al otro.

correpasillos-rayo-mcqueen-infancia

En su segundo cumpleaños llegó la moto, la típica moto de plástico grandota, como un correpasillos con forma de moto. Ella se moría por tener una, de hecho había cogido mucha práctica de usar las de la guarde. Así que cuando se la regalaron no le pudo gustar mas. La ha estado usando mucho durante estos últimos seis meses… pero el tiempo pasa volando y ahora ya quiere otras cosas.

moto-famosa-niña-maternidad-como-puedas-infancia

Lo que son los niños, que se fijan en todo. Ya nos había pasado de bajar al parque con sus compañeros de clase, todos con sus bicis de aprendizaje o equilibrio que les llaman y Valkiria con su moto. Ella quería una bici como los demás. Los niños son así. Pensaba esperarme a verano al menos, pero justo ayer buscando otra cosa en tiendas de cosas de bebés de segunda mano encontré una que estaba prácticamente nueva y a muy buen precio… ¡Y me la lleve! No os podéis imaginar la ilusión que le hizo, solo hacía que decirle a los demás niños: “Mira fulanita, tengo una bici de mayores” -y señalándole las bicis de ambas añadía- “¡son iguales!”. Aun le hace falta mucha práctica y crecer unos centímetros porque, al ser bajita, le llegan los pies de puntillas. Pero mi Valkiria es muy tozuda y aprende muy rápido, ¡nada se le resiste!

bicicleta-sin-pedales-my-bike infancia

Para acabar con el parque móvil de casa, en navidades le trajeron Los Reyes un patinete porque tenía mucha ilusión por tener uno. Pero sus majestades no cogieron uno lo suficientemente pequeño y, aunque le encanta, como le va un poco grande, se cansa y se agobia en seguida de ir en él. Supongo que dentro de unos meses le sacará mucho más partido que ahora.

patinete niña infancia sobre ruedas

Aún nos quedan muchas bicis, triciclos, patines, patinetes y demás por lo que pasar, pero para tener solo dos años y medio creo que ya vamos bien servidos de cacharros con ruedas, ¿no creéis?

¿Vosotros también habéis tenido tal cantidad de juguetes con ruedas?

¿Que es lo que más han usado vuestros peques?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

 

DIY Mercado de madera

No sabéis las ganas que tenía de escribir este post y poder enseñaros como fue el proceso de creación del mercado de madera que le hicimos a Valkiria para Reyes. De mueble de la tele a mercado, ¡todo un reto!

Creo que le estamos cogiendo el gusto a esto de reconvertir muebles para darles una segunda vida. Ya lo hicimos con la cama de Valkiria y ahora nos lanzamos con este mercado. Este mueble bajo de la tele ya era heredado de mis suegros. En su día nosotros le cambiamos las ruedas y lo estuvimos usando como tal durante más de 5 años. Pero cuando la niña empezó a ponerse de pie vimos que ese mueble era demasiado tentador para ella y todo un peligro, así que decidimos jubilarlo, que no tirarlo. Desde entonces ese mueble ha estado en la terraza, esperando, porque yo tenía muy claro que algo haríamos con él. Estaba harta de ver por internet gente que usaba muebles viejos y hacía auténticas maravillas para el disfrute de sus hijos, y nosotros queríamos hacer algo así. Primero pensamos en convertirlo en cocinita, pero para eso habría que haber hecho mas tarea de bricolaje, así que finalmente nos decantamos por hacer un mercado, para combinarlo con la cocinita de madera que le habían comprado mis suegros y así completar su rincón de juego simbólico.

La parte de bricolaje la hizo entera el Papá Cascarrabias, que para mi suerte estas cosas se le dan genial. Es imprescindible tener unas herramientas mínimas, en nuestro caso usamos: cinta métrica, nivel, taladro, martillo, caladora y sierra. Para construir la parte del toldo compramos dos cabirones cuadrados, dos listones finos y dos escuadras de madera. Lo primero que hizo fue quitar las puertas de cristal que tenía el mueble y desatornillar el sistema de imanes que cerraba las mismas. Luego cambio la altura de los tacos que soportaban la balda intermedia para darle cierta inclinacion con la parte de atras mas alta y la de delante mas baja, poniendo un tope de madera para poder colocar cajas sobre ella. Lo siguiente que hizo fue hacer dos agujeros cuadrados en la superficie de la mesa para meter los cabirones y los atornillo por la parte interior de los laterales. Luego atornillo las escuadras a la parte superior de los cabirones y por último puso dos listones de madera mas fina uniendo ambas escuadras. Parece complicado pero en realidad es bastante sencillo.

Diy mercado

-Baby Valkiria cuando solo tenía 8 meses-

Lo siguiente fue cortar el sobrante de los listones finos y pegarlos. Aqui podéis ver como quedo la parte de arriba, viéndolo está mucho mas claro. Y también como quedo la balda intermedia que os explicaba antes.

Diy mercado

Pasamos entonces a la fase de pintado. Para ello usamos Chalkpaint blanco, un tipo de pintura que ya usamos en la cama de Valkiria y que nos encantó. Cubre mucho y es muy fácil de aplicar. Como mi arte pintando deja mucho que desear, yo solo dí la primera mano, así el Papá Cascarrabias podía arreglar mis cagadas en la siguiente mano. Solo hizo falta dar dos, que teniendo en cuenta que el mueble era negro no son muchas manos. Para los frontales del mueble usamos Chalkpaint en tono verde césped, un color super bonito. Aquí podéis ver lo monísima que estoy pintando en pijama y con pelos de loca, jajajaja…

Diy mercado

Una vez terminada la fase de pintura, dimos una capa de cera para proteger la misma y pasamos a mi fase, la fase de costura. Compré una tela de toldo bastante rígida. Tomé las medidas sobre el mueble, calculando lo que quería que colgara por cada lado. Luego corté la tela e hice los dobladillos. Como único detalle había comprado una cinta en amarillo con un adorno pequeño y lo puse en el frontal que colgaba del mercado. Por último, usando rodilleras termo adhesivas de esas que se ponen en los chandals, recortamos unas letras y las planche sobre el toldo. Lo único que quedaba por hacer era engancharlo al soporte para lo que usamos una grapadora de esas grandes para graparlo al soporte de madera.

Diy mercado

¡Y así quedo nuestro mercado de madera! No os podéis imaginar las ganas que teníamos de que Valkiria pudiera verlo. Y llegó la noche de Reyes y se lo preparamos todo, con unas cajas de madera que compramos para poner todas las frutas y verduras. Así como cajas y latas de juguete, huevos y un montón de cestas de la compra (de todo lo que fuimos comprando para llenar el mercado). El carrito y la caja registradora ya los teníamos, así que solo compramos una báscula de esas para pesar las verduras. Lo envolvimos y cuando al día siguiente la niña lo vio con la boca muy abierta dijo: “graaaande“.

Diy mercado

Así es como tenemos ahora mismo la zona de juego simbólico del salón. Con el mercado, la cocinita, que también es amor, y una mesa con varios complementos. Se pasa los ratos ahí jugando, vamos a comprar, de momento según ella todo vale 2 euros, da igual si es una patata o una cesta llena hasta los topes, todo son 2 euros. Y luego con lo que hemos comprado ella prepara comidas a su manera, su plato estrella es el guiso de tarta, ¡una exquisitez!

diy-mercado-2

Personalmente estoy encantada con como nos ha quedado. Si os soy sincera ni yo pensaba que nos fuera a quedar tan bien y cuando se lo contábamos a la gente nos pasaba como con la cama, nos miraban en plan “¿en serio?“. Pues si, y como dije con la cama, no es ni por ahorrarnos el dinero ni mucho menos porque entre unas cosas y otras seguro que los 40 euros nos los hemos dejado. Pero es por darle otro valor a las cosas, por darles una segunda vida y por enseñarle a Valkiria, cuando sea un poco mas mayor para entender esas cosas, que muchas veces lo nuevo no es mejor y reciclar puede ser, aparte de bueno para el planeta y tal, mucho más satisfactorio porque siempre conseguirás algo especial y único hecho con todo el amor del mundo.

¿Que os parece nuestro mercado?

¿alguna vez habéis hecho algo similar reutilizando muebles viejos?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

 

Juguetes diferentes y originales

En esta casa no somos muy de juguetes a pilas, eso creo que ya ha quedado claro después del cumpleaños de Valkiria y nuestra carta a los Reyes Magos. Nos gustan mas los juguetes diferentes, que estimulen la imaginación del niño y aporten otros valores. Juguetes que no le den todo el trabajo hecho al niño, hablando claro. Por eso, siempre nos hemos decantado por juegos de construcción, muy en la linea Montessori, aun sin saberlo; juegos de arrastre, puzzles, etc. A poder ser de madera, que siempre parecen mas robustos y resistentes al trato de un niño. Aunque de plástico también tenemos algunos y aguantan lo que les eches.

Cuando desde Tallytate se pusieron en contacto conmigo, quedé encantada con la cantidad de productos que distribuyen. Todos ellos elegidos con mucho mimo y muy originales. De hecho, daba la casualidad de que teníamos varios de ellos ya en casa y estábamos la mar de contentos. Como por ejemplo, la presa de bañera Babydam, que ya os enseñé por instagram.

Tuvieron el detalle de mandarnos algunos de productos para el uso y disfrute de nuestra tremenda Valkiria. Y yo encantada de poder compartir con vosotros nuestra experiencia probándolos.

KIDZZFARM cerdito Sammy

Tengo que reconocer que lo mio con este cerdo fue amor a primera vista. Aparte de que, con lo fan enloquecida que es Valkiria de Peppa Pig, cualquier cosa que tenga forma de cerdo para ella es la bomba.

Estos animales hinchables son para niños a partir de 12 meses, aunque dependerá de la corpulencia del niño. Vienen en una caja preciosa, con una bomba para poder hincharlos, y se hinchan super rápido. Además están hechos de P6, libre de PVC, BPA y Látex. Tienen muchos modelos. La vaca Bella en 5 colores diferentes, el caballo Harry en dos colores y el cerdito Sammy. Así que tenéis donde elegir.

kidzzfarm-tallytate Sigue leyendo…

¿Muñecas reales o hipersexualizadas?

Cuando pienso en las muñecas de mi infancia, la primera imagen que me viene a la mente es la de una Barbie. Creo que todas las niñas de mi generación tuvimos al menos una. Pero había otras. Estaban las Nancys, mucho mas grandes y de medidas mucho más reales que las primeras. Y estaban las Chabel, con un aspecto más aniñado, parecían mas adolescentes, menos mujeres.

muñecas-80-infancia

Mi Barbie favorita era la Barbie Benetton morena. ¡Que viva la moda de principios de los 90!

Bastantes años después, allá por los 2000, unas nuevas muñecas llegaron para destronar a la reina Barbie. Se llamaban Bratz y se caracterizaban por ser desproporcionalmente cabezonas, tener ojos y labios grandes e ir pintadas como puertas. Triunfaron más que la Coca-Cola. Sigue leyendo…

Mi primera Nonabox – Edición especial Navidad

Apenas hace seis meses que soy mama bloguera, pero desde mucho antes, mas o menos a partir de que me quede embarazada, soy seguidora habitual de muchos blogs de maternidad, así que las cajas Nonabox no eran unas desconocidas para mi. Me parecían algo muy práctico para conocer y probar productos nuevos. Y todo sea dicho, me fío mucho más de una madre que recomienda un producto que ha probado, que de un anuncio publicitario de la tele.

Recuerdo cuando fuimos a hacernos la ecografia 4D y al salir nos regalaron nuestra primera canastilla, estaba super contenta con las cosas que venían, y eso que la mayoría eran sólo muestras. Pues la Nonabox es como eso pero mejor porque los productos que incluye se eligen con mucho mimo y por lo tanto son mucho más chulos. Así que cuando se pusieron en contacto conmigo para ofrecerme colaborar con ellos no lo dude ni un segundo, ¡Que ilusión me hizo! ¡Gracias Judith!

Nonabox navidad

Mi primera caja ha coincidido con las navidades, así que es la Xmas edition. Ya sólo el packaging, lo que es la caja en sí, es bonitismo puro, se nota que cuidan hasta el último detalle. Pero la gracia de esto es lo que hay dentro, así que vamos al lío:

Nonabox navidad02

– Lo primero que me llamó la atención fue el puzzle de madera de Nenuco baby de Famosa. Por edad a Valkiria le va perfecto porque es a partir de 12 meses, y además nosotros somos muy de este tipo de juguetes, duraderos, resistentes y educativos, a la par que bonitos. A la niña le encantó, ¡desde que se lo dimos no se separa de él! Algo que nos gustó es que este puzzle va más allá de las formas y puede servir para asociar otro tipo de conceptos, el pájaro vive en el árbol, el gato vive en la casa, etc…

Puzzle collage

– Otra cosa a la que le sacaremos mucho partido será a la babero quita babas de Funky Giraffe. Aunque Valkiria ya no babea tanto como antes, sí que pasa temporadas que la cantidad de baba aumenta y ahora en invierno no puede ir con el pecho mojado todo el día. Me gusta porque el exterior es tela de algodón y la parte interior es un tejido suave muy agradable. Tiene dos corchetes a diferentes medidas para ajustarlo mejor a cada niño. Además, este diseño es perfecto para estas fechas, lleno de motivos navideños.

Quitababas

– Un bote de colonia muy suave Denenes. Aún no tenemos una colonia preferida para Valkiria. Hemos usado varias hasta ahora, así que la siguiente será esta. De momento la he olido y me gusta, es muy fresquita.

colonia denenes

– Gel de baño y crema para el pañal de Armonía Bio. Una de las cosas que Valkiria ha heredado de mi es la piel sensible. Así que no nos sirve cualquier gel de baño. Seguro que este nos va genial porque esta hecho a base de caléndula y aloe vera bio. Además venia una muestra de crema para el cambio del pañal que también tiene muy buena pinta, con Rosa mosqueta y Karité bio.

Collage armoniabio

– Un chupete de Boann con diseño navideño. Estos chupetes son personalizables, así que puedes poner lo que quieras, el nombre de tu criatura o lo que se te ocurra hasta los 20 caracteres. Es una monada, pero nosotros esto no lo vamos a poder usar porque Valkiria nunca quiso chupete. Eso si, tengo una amiga con un peque de tres meses que seguro que le encanta.

chupete

– Un calendario de My Family App. Se trata de un álbum digital interactivo, en el que a través de su app para móviles y tablets, los niños y los padres pueden divertirse creando sus propios álbumes con sus fotos familiares. La versión que mandan es la versión vacía (que tu luego puedes rellenar imprimiendo tus propias fotos en cualquier sitio), y aunque no deja de ser solo publicidad, me parece una app muy interante.

– Una publi de las cajas Smilebox, que viene con un adorno para el árbol con forma de copo de nieve muy bonito.

– Una felicitación navideña, DIY portavelas. Esto ya no me da tiempo de hacerlo para estas navidades, pero me lo guardo para las siguientes.

La verdad es que me ha encantado esta primera Nonabox. El producto ganador de manera indiscutible ha sido el puzzle de madera de Nenuco Baby, ¡si no que se lo pregunten a Valkiria! A nosotros nos mandan la versión genérica para bloggers, pero suscribiendote te mandan una versión absolutamente personalizada y adaptada a ti y a tu familia. Es muy sencillo, solo tienes que rellenar un formulario con tus datos y elegir el tipo de suscripción que quieres, trimestral, semestral o anual, y ya esta, cada mes tendrás en casa tu caja Nonabox. ¡Incluso puedes mandarla de regalo a otra persona!

¿Que os ha parecido la Nonabox?

¿Habéis probado alguno de los productos?

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17