Juegos de construcción y desarrollo con Miniland

Los juegos de construcción son un clásico de los de toda la vida que sigue triunfando entre los peques. Uno de esos que, no importa el tiempo que pase, sigue siendo un básico en cualquier casa. Con él los peques pueden pasar horas y horas entretenidos. Si bien no a todas las edades se juega de la misma manera con ellos. Lo que si es cierto es que, a medida que el niño crece, su manera de relacionarse con los juegos de construcción lo hace también.

Beneficios de los juegos de construcción

Muchos son los beneficios reconocidos de este tipo de juegos para el desarrollo de los peques. Con ellos aprenden a ensamblar; diferenciar los colores, las formas y los tamaños; crear a partir de su imaginación; desarrollar la fortaleza de sus manitas y su relación mano-ojo, es decir, la psicomotricidad fina. Como decía antes, depende de la edad, reforzarán unas cualidades u otras. No es lo mismo un niño de un año que empieza a jugar a juegos de construcción; que otro de cinco que ya los domina y crea verdaderas historias y aventuras con ellos.

En ese impas de cuatro años los niños van adquiriendo, a través de este tipo de juegos, conceptos tan importantes como el equilibro a la hora de apilar las piezas; la resistencia de los materiales y su textura; las primeras nociones de simetría y proporción grande-mediano-pequeño. Desarrollan su propia creatividad y la interacción social, pues es un tipo de juego con el que es muy fácil jugar con otros niños, incluso en las edades en las que aun hay poca interacción social real entre ellos. Aparte son la base del juego simbólico. Con ellos pueden crear aquello que se les ocurra y dependiendo del juego, ya vienen con sus propios muñecos para crear el mundo a su medida y las historias que mas les gusten.

Además aprenden a ser más organizados a través de la clasificación, selección y posterior recogida de las piezas. Adquieren conceptos matemáticos y geométricos sencillos. Fomentan el desarrollo de la concentración y potencian su autoestima, pues el niño ve sus propios progresos y cada día aprende a hacer cosas más complejas. Sigue leyendo…

Conociendo Nanchen Natur

Cuando descubres un producto del que te enamoras a primera vista no puedes hacer otra cosa que compartirlo. Y si ese producto esta hecho a mano, con materiales delicadamente escogidos y respetando el medio ambiente y la seguridad de nuestros pequeños, ya es lo mas de lo mas. Eso me pasó con esta muñeca de trapo de la marca alemana Nanchen Natur, ¡una auténtica preciosidad!

nanchen-natur-muñeca-trapo

Os confieso que yo estas muñecas ni las había visto nunca, ni las conocía. Fueron mis suegros los que la trajeron para Valkiria este verano pasado de un viaje que hicieron por Alemania. La muñeca es sencillamente encantadora. Una clásica muñeca de trapo, hecha a mano y todo con materiales naturales procedentes de cultivos orgánicos y agricultura ecológica certificada. Esta muñeca es super suave al tacto, normal teniendo en cuenta que su cuerpo está hecho en algodón ecológico, su relleno es de lana virgen de oveja y su cabello es de mohair. Además, las caras de las muñecas se pintan a mano, dándoles un toque especial y único de expresividad a cada una de ellas. Sigue leyendo…

La publicidad que invade nuestros hogares

A mi me encanta la navidad. Me parece una época llena de magia e ilusión. Ese es el recuerdo que tengo de cuando era niña y así es como quiero que lo viva mi hija. Claro que la navidad también tiene su lado oscuro. Ese lado oscuro que nos puede llevar a embriagarnos y caer en un consumismo extremo. Y no solo nos pasa a nosotros, los padres, que a veces somos peores que ellos. También a nuestras criaturas, que sufren un bombardeo al que es difícil no sucumbir. Esta en todas partes, nos rodea. Controla nuestros anhelos, nuestras vidas en general. Os hablo de la publicidad.

Supongo que pensaréis que eso ha existido desde hace muchos años. Claro, ya hace 30 años, siendo yo una niña había mucha más publicidad dirigida al público infantil cuando se aproximaban estas fechas del año. Pero tengo la sensación de que en aquel momento la publicidad o el acoso publicitario no era tan feroz. Habían, eso si, menos canales de televisión (bastantes menos). Menos medios por los que esa publicidad te podía llegar. Y las técnicas parecían menos agresivas.

publicidad-niños

Todos soñamos con que jugaríamos con ese barco de playmobil en una laguna con islas maravillosas (por mas que en el anuncio en letra pequeña pusiera que era una recreación). O creímos que nuestra Barbie andaría igual que lo estábamos viendo en la tele. En la mente de un niño todo cabe. Por eso es tan complicado el equilibrio entre la publicidad y los niños. Sigue leyendo…

Regalos para niños de 3 años

Faltan apenas dos semanas para que Valkiria cumpla 3 años y por aquí ya estamos en “modo cumple ON”. Ya tengo algunas cosillas compradas para la fiesta y estoy sacando ideas, sobretodo de Pinterest, para hacer algunas otras. Pero lo que, sin duda, es casi mas complicado que la fiesta, es organizar el tema de los regalos. Que luego viene todo el mundo a preguntarte… “Oye, ¿Que le compro? ¿Que le hace falta?” Y ahí es donde tienes que empezar a hacer encaje de bolillos entre lo que le quieres regalar tu y lo que le van a regalar todos los demás.

La idea, este año, es ser lo más prácticos posibles. No me refiero a regalarle solo ropa a la chiquilla. ¡Pobrecita mía! Sino a que sean regalos que no se limiten a juguetes que luego se quedarán muertos de risa en una esquina. Como muchos de los que ya tiene. Esta sería nuestra lista ideal de regalos para niños y niñas de 3 años:

Juegos de mesa

Lo pongo lo primero porque llevamos queriendo comprarle a Valkiria juegos de mesa desde que nació. Pero claro, aun no tenía edad. Si que había tenido alguna cosilla ya, a partir de los 2 años. Un bingo de animales,  un dominó… Pero como familia de jugones que somos, nosotros queremos llevarla al siguiente nivel. Por eso nos gustaría iniciarla en los juegos de tablero, con sus reglas y tal. Para ir acostumbrándola poco a poco a este tipo de entretenimiento en familia.

haba-frutal-regalos

Aquí estamos dudando entre el frutal o el frutalito. En principio se supone que el frutal es mas sencillo, pero por eso mismo también se usa durante menos tiempo. Por otro lado, el frutalito incluye elementos de memoria y algo de estrategia, y tiene el plus de que viene la figura del cuervo, que estoy segura que a Valkiria le encantará. ¡Aun no sabemos que hacer!

juegos-djeco-regalos

A esta linea de juegos a partir de 2 años y medio, le tengo echado el ojo desde las pasadas navidades. Este verano, mis suegros le regalaron el Little Cooperation y ¡fue un exitazo! Así que ya tengo algunos mirados que, si no caen en el cumple, caerán en Reyes.

Disfraces

Disfrazarse siempre da mucho juego. Por eso mola lo de tener un baúl bien grande con todos los disfraces a mano para que ellos puedan jugar cuando quieran. Valkiria tiene un par. El de Elsa de Frozen (¡como no!) y el de la princesa Sofia. Creo que ya toca ampliar la colección. Ahora dice que quiere el de Blancanieves, que, sinceramente, es de los vestidos mas bonitos en cuanto a colores. Pero otro tipo de disfraces son bienvenidos: bomberos, piratas, policías, etc…

disfraces-regalos

A Mulan y a Merida aun no las conoce, pero ¿no os parecen preciosos los vestidos? Y por supuesto no podía dejar de mencionar Star Wars (el disfraz de Leia ya lo tengo…por cierto…pero aún le va grande, así que está guardado)

Set de plastilina

De esto nunca hay suficiente. En casa siempre se acaba perdiendo o estropeando, así que hay que reponerla cada cierto tiempo. Lo chulo, ya con 3 años, es un set de estos con maquinita para hacer helados o comidas varias. Como los moldes de toda la vida, pero evolucionados.

regalos-3-plastilina

¡Lo que yo hubiera dado de pequeña por algo así!

Cuentos y mas cuentos

Otra de esas cosas de las que nunca hay suficiente. A este ritmo vamos a tener que empezar a hacerle hueco a Valkiria en las estanterías del salón. Pero es que, claro, conforme ella crece, lo hacen los cuentos y libros que le leemos. Ahora le gustan los cuentos con una historia algo más desarrollada y ya tenemos varios títulos fichados, pero ¡se admiten sugerencias!

cuentos-regalos-3

Algunos de estos libros son recomendados para a partir de 5 años, pero creo que la historia se puede hacer accesible también a niños de 3.

Juguetes

Los niños son niños y disfrutan cuando les regalas juguetes, aunque tengan un montón en casa a los que no hagan ni caso. Yo, de todos modos, he notado que Valkiria ha empezado a jugar hace poco con cosas que tiene desde que cumplió los 2 años, como los playmobil 1, 2, 3… ahora ya se monta escenarios, inventa historias y tal. Aparte, siempre se pueden divertir con cualquier accesorio destinado al juego simbólico, ya sea para jugar a las cocinitas, cuidar de los bebés, reparar cosas o hacer de médicos.

regalos-juguetes-3

Los walkie talkies son algo que se nos ocurrió y pensamos le puede hacer gracia a Valkiria

Como veis, al final lo meramente práctico lo he dejado un poco de lado, ¡que le vamos a hacer! Pero si que son regalos con los que cualquier niño de 3 años disfrutaría y, en cierto modo, fomentan el tipo de juego que nos gusta. Más allá de ser simples trastos que acabarán comiendo polvo.

¿Que os parece nuestra selección?

¿Añadiríais algunos regalos más?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

 

Infancia sobre ruedas

Desde que se inventó la ruedo, allá por el 5000 AC, los humanos hemos sentido fascinación por todo aquello que las llevara. Me imagino a los niños en la antigüedad jugando con carretillas de acá para allá, al fin y al cabo un niño es un niño, ahora y hace miles de años. Pero esos niños del pasado habrían alucinado con la cantidad de opciones que existen hoy en día para que una criatura juegue sobre algo que lleve ruedas. Porque los niños de hoy tienen una infancia sobre ruedas.

Yo recuerdo con mucho cariño todos aquellos juguetes con ruedas que me acompañaron en mi infancia, desde una primera moto correpasillos azul, que acabé partiendo por la mitad (no me preguntéis como…), hasta mis primeros patines, pasando por cada una de las bicis que tuve. Miles de recuerdos. Y ahora es Valkiria la que disfruta de esas experiencias porque, a pesar de su corta edad, ya ha tenido mas juguetes con ruedas de los que pensaba que podríamos llegar a almacenar… Y creo que esto es solo el principio.

Lo primero que tuvo fue un correpasillos de madera, de esos con actividades. Esta claro que en esto no se podía montar, pero si que le dio mucho juego para ayudarle a dar sus primeros pasos, aunque al principio le costaba mucho regular la velocidad que cogía y algún tortazo se dio.


andador-madera-infancia

Luego llegó el triciclo evolutivo. Esas bicis con tres ruedas que tienen una barra para que los puedas empujar tú al principio y luego puedes ir quitándoles cacharros hasta dejarlos en un simple triciclo. Yo esto pensaba que sería LA COMPRA, así, con mayúsculas, porque además no son nada baratos. Así que en su primer cumpleaños se lo regalaron los abuelos. Al principio lo usamos mucho, prefería mil veces ir ahí metida que en el carro sentada. Tenía su arco de botones y sonidos que le encantaba aporrear y todo. Así pasamos, mas menos, un año. Pero llegó un momento que había que quitarle ya el arco ese para que pudiera ella ir mas cómoda, y ahí fue cuando dejó de parecerme tan maravilloso el invento. Desde que le quitabas eso el manillar iba suelto, al menos en la nuestra, se que hay otras en las que se puede dejar fijo. Eso hacía que el hecho de que el triciclo fuera recto dependía solo de que Valkiria lo mantuviera recto y ella no estaba por la labor. Aparte de que le daba por bajar los pies y frenar el cacharro. Al final resulto ser un engorro, muy complicado de manejar y la acababa llevando inclinando la moto de delante, como si ella fuera haciendo un caballito. Ahora ya prácticamente no la usamos. Probamos de quitarle el palo, a ver si ella podía pedalear siendo solo triciclo, pero no se si es que no tiene suficiente fuerza en las piernas o es que estos pedales no funcionan bien, pero al final no conseguía avanzar y se enfadaba mucho.

triciclo-feber-bebes-infancia

Con año y poco, esas navidades le regalaron un correpasillos de madera. Le gustó mucho y era monísimo, pero tenía un problema y es que las ruedas eran de esas que giran sin ton ni son, con lo que la niña iba loca, chocándose con todo a nada que cogía algo de velocidad. Esto apenas lo usó unos meses. Son de esas cosas que crees que serán más útiles de lo que al final son en realidad. correpasillos-de-madera-infanciaLuego tuvimos otro de esos de plástico con botones y sonidos que le regaló una niña en el parque, aún ronda por aquí y durante mucho tiempo le hizo más caso a este que al otro.

correpasillos-rayo-mcqueen-infancia

En su segundo cumpleaños llegó la moto, la típica moto de plástico grandota, como un correpasillos con forma de moto. Ella se moría por tener una, de hecho había cogido mucha práctica de usar las de la guarde. Así que cuando se la regalaron no le pudo gustar mas. La ha estado usando mucho durante estos últimos seis meses… pero el tiempo pasa volando y ahora ya quiere otras cosas.

moto-famosa-niña-maternidad-como-puedas-infancia

Lo que son los niños, que se fijan en todo. Ya nos había pasado de bajar al parque con sus compañeros de clase, todos con sus bicis de aprendizaje o equilibrio que les llaman y Valkiria con su moto. Ella quería una bici como los demás. Los niños son así. Pensaba esperarme a verano al menos, pero justo ayer buscando otra cosa en tiendas de cosas de bebés de segunda mano encontré una que estaba prácticamente nueva y a muy buen precio… ¡Y me la lleve! No os podéis imaginar la ilusión que le hizo, solo hacía que decirle a los demás niños: “Mira fulanita, tengo una bici de mayores” -y señalándole las bicis de ambas añadía- “¡son iguales!”. Aun le hace falta mucha práctica y crecer unos centímetros porque, al ser bajita, le llegan los pies de puntillas. Pero mi Valkiria es muy tozuda y aprende muy rápido, ¡nada se le resiste!

bicicleta-sin-pedales-my-bike infancia

Para acabar con el parque móvil de casa, en navidades le trajeron Los Reyes un patinete porque tenía mucha ilusión por tener uno. Pero sus majestades no cogieron uno lo suficientemente pequeño y, aunque le encanta, como le va un poco grande, se cansa y se agobia en seguida de ir en él. Supongo que dentro de unos meses le sacará mucho más partido que ahora.

patinete niña infancia sobre ruedas

Aún nos quedan muchas bicis, triciclos, patines, patinetes y demás por lo que pasar, pero para tener solo dos años y medio creo que ya vamos bien servidos de cacharros con ruedas, ¿no creéis?

¿Vosotros también habéis tenido tal cantidad de juguetes con ruedas?

¿Que es lo que más han usado vuestros peques?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17