El parque es para los niños

La afirmación que es el titulo de este post parece la obviedad mas grande que pudiera haber escrito jamás de los jamases. El parque es para los niños… Ya… Pero no. ¡No!. Se ve que no lo es… Al menos por las cosas que veo de vez en cuando. Y si, yo estoy tan sorprendida como vosotros ante esta realidad.

Ya sabéis lo hater que soy del parque. Pero claro, una que, como cualquier madre, quiere que su churumbel sea feliz cada día, allí que me planto a parquear religiosamente, sino cada día, más de lo que como adulta sensata me gustaría. Y estas cosas que presencio a veces no hacen mas que afianzar la aversión que tengo a los parques infantiles. Aunque en este caso no sea problema de algunos especimenes de niños, ni de sus pasotas madres, sino de la gente adulta que no tiene consideración para con los niños ni entiende bien (parece ser…) lo que es un parque infantil y para lo que sirve.

Os pondré tres casos que me han pasado y que, a mi especialmente, me han puesto de los nervios:

1º Los gimnastas del Parkour

Soy incapaz de pronunciar la palabra parkour sin imaginarme, inmediatamente, al mítico personaje de Schmidt en la serie New Girl. Pero no, esto no es ni la mitad de gracioso. Resulta que en un arenero que frecuentamos, tenemos la competencia de un grupo de unos 10 adolescentes, entre cachitas y callejeros, que nos brindan toda clase de volteretas y piruetas en el aire. Del cesped al arenero, una y otra vez. Sin importarles lo más mínimo, ni la hora que es, ni que por allí haya niños jugando ni nada. “¡Que lo importante es fardar de saltos mortales y cuadriceps, señora!”. Y si se tercia hacer un cristo invertido. ¡vamos hombre! Sigue leyendo…

Mitosyl, cuidados para tu bebé

Hoy vengo a hablaros un poco sobre otra de las marcas colaboradoras en nuestro sorteo 2º cumpleblog, se trata de Mitosyl, una marca que lleva mas de 50 años en el sector del cuidado infantil y que, supongo, no será nueva para ninguno de vosotros. Yo la conocí estando embarazada cuando me dieron mi primera canastilla que incluía una de sus pomadas protectoras para después del cambio de pañal. A partir de ahí han sido muchos los productos que he probado de esta marca y con todos ellos he quedado satisfecha.

mitosyl

Para el sorteo quisieron cedernos dos productos imprescindibles para el verano:

Protector solar Mitosyl

  • Factor 50SFP+
  • Hipoalergénico. Apto para pieles sensibles y alérgicas.
  • Para niños y bebés a partir de los 6 meses.
  • Fácil aplicación en spray multiposición

Esta crema solar está compuesta por un complejo de filtros minerales y orgánicos, que protege la piel de la radiación UVA y UVB, previniendo la formación de decoloraciones. Además contiene antileukine 6, un filtro inmunológico patentado de nueva generación, que protege el ADN de las células de la piel y refuerza el sistema natural de protección contra el sol, y vitamina E, que previene el foto envejecimiento de la piel. Ya veis que es ideal para la delicada piel de los niños, pero también nos puede ir perfecto a nosotros, o al menos a mi, que tengo la piel tan delicada como ellos.mitosyl-protector-solar-50-spray-150-ml

Neositrín protect

Del mismo fabricante de Mitosyl, Sanofri, nos llega Neositrín, una gama de productos para la protección de los niños contra los temidos piojos. Ideal para mandar a los niños de campamento tranquilos de que no volverán con la cabeza hecha una fiesta de bichitos chupasangres. El producto que nos ofrecen es un acondicionador en spray para el pelo que no solo ayuda a desenredar, sino que protege sus cabezas de los piojos.

  • Protección: este spray acondicionador contiene una fórmula suave que protege tu cabello contra las infestaciones.
  • Spray acondicionador: permite un desenredado fácil.
  • Aroma frutal: tiene un aroma a naranja y mango que deja un olor fresco en el pelo. ¡Huele de maravilla, os lo garantizo!
  • Aplicación fácil y rápida: aplicar Neositrín®Protect al desenredar el pelo seco o mojado. En este último caso, puede utilizar secador si lo prefiere. No es necesario aclarar el producto.
  • Eficacia clínicamente probada.
  • Apto para adultos y niños a partir de los 12 meses.

neositrin-protect-spray-acondicionador-proteccion-piojos-250-ml

¿Que os parecen los productos molones que os pueden tocar si participáis en el sorteo? ¿Chulos verdad? Pues Mitosyl no se queda ahí a la hora de ayudarnos con la crianza de los más pequeños de la casa. En su página web Mitosyl se ha unido al equipo del Hospital Sant Joan de Déu de Barcelona para crear un espacio donde resolver todas aquellas dudas durante el cuidado de los bebés.

  • Enfermeras del servicio de pediatría ofrecen atención a padres y madres que tengan dudas acerca de cómo cuidar a sus bebés a través de la web Consultas Mitosyl.
  • La nueva versión de la página web resulta más intuitiva y permite a los usuarios la opción de compartir los consejos y preguntas en redes sociales como Facebook ayudando así a otras personas con niños pequeños.
  • El centro hospitalario es un referente en el sur de Europa en los campos de pediatría, ginecología y obstetricia.

consultas-mitosyl

¿Que os parece esta iniciativa? A mi me parece genial tener un sitio al que poder acudir en caso de que alguna duda nos preocupe, más sabiendo que quien te responde son sanitarios profesionales del sector con años de experiencia.

Pues ya sabéis, si queréis conseguir estos dos magníficos productos de Mitosyl, solo tenéis que apuntaros al sorteo y cruzar muy fuerte los dedos….Mañana a las 12 de la noche se cerrará, así que ¡daros prisa! ¡Y mucha suerte a todos!

¿Habéis usado alguna vez Mitosyl?

¿Que producto os gusta más?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

 

De princesas y superhéroes

Desde mucho antes de que Valkiria naciera, nosotros teníamos claro como queríamos criar a nuestros hijos. Evidentemente, no en todas las áreas por igual. La crianza es una gran aventura, una montaña rusa en la que te montas y que tanto te lleva arriba como abajo, sorprendiéndote a ti mismo en muchas ocasiones con cosas que no creías que fueran para ti y al final acabas haciendo. Sin embargo, en lo básico, en lo fundamental, si teníamos algunas cosas claras. Entre ellas que intentaríamos criar a nuestros hijos libres de condicionamientos de sexo, al menos en casa, luego la sociedad los condiciona sin que nosotros podamos hacer mucho para remediarlo. Pero en casa, ahí donde los niños aprenden lo mas importante, los valores, las bases de la persona que serán en el futuro, ahí nosotros trataríamos de hacer lo posible porque se criaran lo más libremente posible.

Cuando supimos que lo que ibamos a tener era una niña no cambió un ápice nuestro gusto en lo que ibamos comprando. Yo nunca fui una mujer de estas que adoran el rosa, mas bien sentía cierta aversión hacia ese color que he ido suavizando con los años. Pero si hubiera sido un niño también habría huido de los azules pastel. Colores y prejuicios aparte, ahora estamos en otro punto de la crianza. Ahora Valkiria ha empezado a distinguir entre niñas y niños, sobretodo por temas evidentemente fisiológicos (la operación pañal es lo que tiene…), y es cuando ellos mismos empiezan a dar importancia a las cosas que se supone que son para niño o para niña. ¡Yo me niego a eso! Me niego a los “se supone“, me niego a ir a una tienda de ropa y que me miren raro porque llevo dos camisetas de superhéroes para mi niña, porque, mira tu por donde, a ella le encantan y va la mar de feliz con ellas. No entiendo cuando una dependienta me dice: “Pero es que eso es de niño“… Ya claro, yo ya me había dado cuenta, no lo cogí por error, y no me importa en que sección esté. Porque, así como no voy a negarle a mi hija un vestido rosa lleno de purpurina (por mucho que a mi no me guste), tampoco le voy a negar una camiseta de Batman porque, mira tu por donde, sea negra y de niño.

¡Pues no! ¡No! Porque ahí empieza todo. Si cuando yo voy con mi hija a comprar lo que sea, la condiciono diciendole: “pero hija, ¿no te gusta mas este?, es que ese es de niño“, pues mal vamos porque las barreras, las diferencias, empiezan en casa. Y luego reclamamos igualdad en años venideros y no nos damos cuenta de que todo empieza ahí, en los pequeños gestos, casi imperceptibles.

Hay que criar en libertad, intentando huir de los clichés y los tabúes impuestos por la sociedad porque no pasa nada, esas limitaciones, no están en ellos, están en nuestras cabezas. ¿Pasa algo si un niño quiere llevar una camiseta rosa de Frozen o llevar un carrito de bebé con una muñeca? ¡No! ¿Y si una niña quiere ir vestida de Spiderman y jugar con camiones? ¡Pues tampoco! Superalo sociedad. ¡Superalo que ya toca!

 princesas superhéroes prejuicios niño niña

Pero los tabúes están ahí. Sin ir mas lejos, ayer mismo, mientras le daba a la dependienta de una tienda lo que veis en la foto mientras le comentaba que era para mi hija, ella me decía que a su hijo de 3 años le encantaba Frozen y que ella le había comprado una camiseta de Ana y Elsa, pero que, para que no se rieran de él, se la ponía de camiseta interior, para que no se viera y así su hijo iba tan feliz. Aquí es donde nos estamos equivocando como sociedad, porque ¿en que momento un niño empieza a reírse de otro por lo que lleva puesto? Y lo que es mas preocupante, ¿de donde sacan que hay que reírse de ello? Sinceramente me da pena. Me entristece porque creo que el fallo está en la base y no creo que tenga fácil solución. Niños y niñas son diferentes, si, claro, a nivel corporal, pero interiormente deberíamos criarles en igualdad y creo que eso no se está haciendo. ¿Entonces como nos pueden sorprender tanto las desigualdades entre hombres y mujeres a nivel laboral? Si ya desde bien pequeños nos están criando para ser diferentes. Yo durante muchos años tuve un trabajo “de hombres“, un trabajo en el que siempre sentía que tenía que trabajar el doble para que me consideraran al mismo nivel de mis compañeros masculinos. Y al final me cansé. Me cansé porque después de años de intentar dar el doble, no se me consideraba ni la mitad, aun siendo igual de válida que la mayoría de ellos. En fin, divagaciones aparte, yo no quiero eso para mi hija. Quiero que crezca sintiéndose libre, inteligente, fuerte, valiente, ¡capaz de cualquier cosa!

princesas superhéroes prejuicios niño niña

Nosotros estamos intentando criarla así y me encanta lo que veo en Valkiria. Que lo mismo me pide su vestido de princesa, que su camiseta de Superman y va por ahí cantando “Sueltalo” mientras hace como que tira telarañas a lo Spiderman. Ayer mismo iba por la casa con la camiseta de Batman con capa y unas bragas de Blancanieves puestas encima de los pantalones, ¡estaba de foto! Y aun se puso a llorar porque no podía volar. ¡Me la como! Menudo pupurri más adorable. Porque nuestra hija es de princesas y superhéroes y queremos que siga siendo así. Aunque si algún día, por si misma, decide que solo quiere ser princesa o solo quiere ser superhéroe, nosotros estaremos ahí para apoyarla quiera ser lo que quiera ser.

¿Creéis que la igualdad del futuro empieza en estas pequeñas cosas?

¡Contadme vuestra opinión sobre el tema!

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

Consejos de padre (33): Antes muerta que sencilla

Si os digo que cuando te conviertes en padre salir de casa se convierte en toda una odisea, seguro que no os estaré contando nada nuevo. Pero es que pasan los meses y los años y la cosa no mejora, solo evoluciona, ¡como un pokemon!. Ahora que estamos en un impas en el que aún no podemos abandonar del todo la parafernalia de bebé, carro, bolsa cambiador, pañales y demás, pero Valkiria ya es una niña cada vez más autosuficiente y en plenos 2 años, con todo lo que eso supone, nos pasa que tardamos aun mas en salir de casa que cuando era un bebé. Ahora ya no vale con hacer repaso mental de todo lo que hay que llevar para salir. ¡No!  Ahora hay que esperar a que la pequeña señorita decida si tiene o no todo lo que quiere/necesita para salir de casa. Y que difícil es decidir cuando te lo quieres poner todo y llevarte media casa a cuestas, porque si, ¡Valkiria antes muerta que sencilla!

Así nos pasa que salimos de casa con todos nuestros “porsiacasos” y todos los suyos porque, aunque en el momento no se acuerde, ¡ay como no lleves el reloj de Frozen cuando se acuerde en mitad del parque! Ya no se si esto será algo universal a todos los niños, o solo es cosa de las niñas, o de la mía en concreto, pero es brutal. Quiere llevar pirris, las pinzas de princesas o de los Tsum Tsum (eso va a días), el dichoso reloj linterna de Frozen, las gafas de sol “of course” porque “mamá sol malo“, la bufanda de la mama de la iaia (su bisabuela), el bolso de Lanitas, que es la última incorporación, o la “moricha” (mochila), depende de lo que lleve yo, ella quiere lo mismo. El patinete, la moto o el triciclo en su defecto, con su correspondiente casco, ¡valgame dios! Sino se acuerda del carro del bebé con el bebé, uno o varios, o de la bolsa con los cubos y las palas para el arenero ¡Parece que vamos a montar un mercadillo con todo lo que lleva la niña!

El caso es que, como con todo en los dos años, esto se convierte en un reto y una negociación diaria. Os juro que me estoy haciendo una experta negociadora. Después de esto voy a opositar para mediadora de conflictos armados, ¡por lo menos! Negociando nos podemos pasar entre 15 o 20 minutos y aun así hay días que de la rabieta no nos libra ni el tato. Si cuando digo que esto de criar es una aventura, yo creo que me quedo corta, da más faena que escalar y mas vértigo que hacer puenting.

Consejos-de-padre-viñeta-34

¿Os cuenta tanto como a nosotros salir de casa?

¿Vuestros hijos son caracoles andantes?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

Consejos de padre (29): Hablando en clave

Los niños de dos años son auténticos espías en potencia y tienen mucho peligro, pero mucho mucho! La clave está en que, aunque parezca que no, tienen la antena siempre puesta y el oído fino de la mejor portera de escalera, ríete tu de radio patio! Por eso, cuando los niños se acercan a esta edad, los padres empezamos a desarrollar todo un nuevo lenguaje codificado para poder seguir hablando de lo mismo pero sin que ellos se queden con la copla, ¡Y que difícil es eso! Casi casi tan complicado como aprender elfico o klingon. Más que nada porque los códigos van surgiendo sobre la marcha y la telepatía entre los padres es inversamente proporcional a las horas de sueño. ¡Un caos!

Al modo antena parabólica se le une la explosión del lenguaje y para que queremos más. Ahí es donde realmente está el problema, porque ya no es que se queden con todo, sino que lo largan todo. Así, ¡sin filtro! Y eso nos puede llevar a situaciones de lo más divertidas o embarazosas, depende de lo que se trate.

En nuestro caso aun no hemos tenido ninguna memorable, pero hace unos días, sin ir más lejos, en la guardería de Valkiria todo el mundo se enteró de que una madre estaba embarazada de nuevo porque su hija se lo dijo a una amiguita. Lo mejor de todo es que ellos no le habían dicho a la niña que estaban esperando otro bebé, ella misma lo había pillado escuchando alguna conversación entre ellos y mismamente lo largó. Pasar no pasa nada, pero entiendo que ellos no tenían intención de decir nada aun pues están de pocas semanas.

Nosotros, por si las moscas, ya estamos preparándonos para la campaña de navidad, porque claro, ahora ya no se pueden decir ciertas palabras y a todo hay que buscarle un sinónimo inofensivo. Nada de comprar regalos, ahora se le piden a los reyes y nada de compras navideñas, ahora se escriben cartas y se encarga a los pajes reales. No vaya a ser que el churumbel acabe pillando rollos y preguntando cosas difíciles de explicar. Más vale prevenir que curar y establecer unos buenos códigos, que sino puede que luego haya que dar más explicaciones de la cuenta.

¿Habláis en clave con vuestra pareja sin que se enteren los niños?

¿Os han metido en alguna situación comprometida?

consejos-de-padre-clave