Ideas de regalos para niños de 2 años

Ahora si que puedo decir que tenemos el segundo cumpleaños de Valkiria acechando a la vuelta de la esquina, literalmente, pues es este mismo sábado. ¡Dos años ya! Lo siento, pero casi que no me hago a la idea de que todo vaya tan rápido. En fin… y aquí me tenéis que ya son varias las semanas que llevo dándole vueltas al evento cumpleañero, porque este año la cosa crece un poquito y haremos una fiesta temática y llevaremos regalitos para los compis de clase… Y no se si me dará tiempo a llegar a todo. Pero bueno, el caso es que este post que traigo hoy tiene un poco de truco porque en realidad es casi la wishlist de Valkiria para el cumpleaños, es decir, todo aquello que ya se que le va a caer porque llevo semanas respondiendo a la típica pregunta de ¿Que le compro a la niña para su cumpleaños?… ¡Me han dejado seca de ideas! Aunque es normal porque a esta edad lo de preguntarle a ella aun es un galimatías y si se os ocurre la feliz idea, como a mi, de enseñarle un catálogo mientras le preguntas: “¿Te gusta esto?”, os podéis dar por arruinados porque contestan que si a todo. Me recuerda a mi de pequeña con el catálogo de navidades de El Corte Ingles, ejem, ejem… Estos son los regalos:

Chubasquero y botas de agua

Empezamos por algo práctico pero que a los peques les hace una ilusión tremenda. Es ahora que empieza a darse cuenta y entender el concepto de lluvia y lo de salir a pisar charcos, con lo fan que es de Peppa Pig, es fiesta mayor. La única pena es que con lo poquito que llueve aquí lo va a utilizar en contadas ocasiones. ¡Ah! Y mejor capa que chubasquero, bajo mi punto de vista, mucho mas fácil de poner y quitar. Estuvimos buscando de la famosa cerdita, pero todo lo que encontré era, digamos, excesivamente rosa. Luego miramos de Minnie y pecaba de lo mismo. Así que, al final, como a ella le gusta igual Mickey que Minnie, nos decidimos por uno rojo de Mickey con las botas a juego. Mas unisex pero igual de mono.

chubasquero-mickey-maternidad-como-puedas

Moto

Cuando Valkiria descubrió la primavera pasada en nuestro parque habitual las típicas motos de plástico para niños pequeños, se convirtieron en su obsesión. Niño que llegaba con moto, lo fichaba y en cuanto tenía el descuido de bajarse… ¡Zas! Ahí que se montaba ella rápidamente. Así que a pesar de tener dos correpasillos, que ya se le quedan mas bien pequeños, y un triciclo evolutivo, que aun no puede utilizar como convendría a su edad porque a la pobre no le llegan las piernas a los pedales, la moto va a llegar a esta casa para quedarse. Un modelo sencillo, eso si, pero que tiene algo fundamental que les vuelve locos (y a nosotros aun mas) ¡Un pito!… ¡Matarme ya por favor!

moto-famosa-niña-maternidad-como-puedas

Playmobil 1·2·3

Esto lo descubrimos este verano cuando mis suegros le compraron la granja maletín a Valkiria. La verdad es que no me imaginaba que le fuera a hacer tanto caso, sobre todo a los caballos. Ella juega a su manera, bastante destroyer, pero juega mucho con ello. Así que de cara a su cumple pensamos en ampliar la colección (y el Papá Cascarrabias como fan de Playmobil que es, mas feliz que una perdiz). Hay unas cosas monísimas, pero nosotros nos hemos decantado por dos cosas pequeñas, para dejar las peticiones grandes para Los Reyes Magos. Sabemos que a la niña le gustará el autobús porque le encanta verlos por la calle y les dice adiós y todo. Y como no, el parque, con su tobogan y su columpio. Me parece que mas de un plpaymobil va a salir volando por la casa después de montar en ese columpio.

 

playmobil-123-maternidad-como-puedas

 

Piano

Si, lo se, no tengo derecho a quejarme… Intentaré recordarlo. Pero es que Valkiria es tan feliz aporreando pianos, y a este en concreto le tiene echado el ojo desde hace meses, que cualquiera se resiste a comprarlo. Por culpa de este piano ya nos conocen en el Imaginarium. Aparte de que es una monada. Que no se diga que no fomentamos el gusto musical de la niña, aun a riesgo de perder la razón. Puede que esto aun no este muy dentro de su edad, pero sabemos que lo va a disfrutar mucho.

teclado-infantil-electronico-con-microfono-imaginarium

 

Accesorios bebe

El año pasado, por su primer cumpleaños, le regalaron su primer Nenuco. El caso que le ha hecho durante este año ha sido desigual, aun mas tirando a la lucha libre que al amor. Y curiosamente, de unas semanas para acá, la cosa ha cambiado, y ahora todo es con el bebé. Que hay que comer, con el bebé sentado a la trona. Que hay que dormir, con el bebé, da igual si es en la cama o en la mochila, cabemos todos. A tanto llega su amor por el bebé, que el otro día me pedía desesperada calcetines y zapatos para el bebé, que obviamente no tiene. Así que ha llegado el momento de comprarle algún complemento a la pobre bebé, ya sea ropita, calzado, una cuna o similar, porque el carrito ya lo tenemos.

Nenuco-accesorios-maternidad-como-puedas

 

Y esto es todo, aparte de ropa y libros claro, que de eso nunca hay suficiente. Ya lo veréis por redes sociales. Hay algún regalo que lo he dejado fuera por no ser exactamente apropiado para niños de dos años, sino más para niños de tres años. Si llegado el momento vemos que puede ser peligroso o no sabe jugar aun con eso, desaparecerá y ya volverá a aparecer.

¿Creéis que me dejo algo?

¿Que regalaríais a un niño de dos años?

Primeras veces: Los Reyes Magos (II)

La noche de Reyes es, sin duda, la noche mas larga del año para un niño. Y para muchos adultos también, entre los que nos incluimos. Así que, después de un día intenso viendo la cabalgata y preparando la llegada de sus magestades, nos fuimos a intentar dormir si la emoción nos lo permitía. Vale, no nos engañemos, somos padres, ya no hay nada que no nos permita dormir, mas allá de nuestros hijos.

Nos levantamos muy temprano, sobre las 7. En realidad aprovechamos que se despertó para su toma habitual de esa hora y ya nos levantamos. ¡No creáis que fue fácil! A Valkiria le cuesta domir pero no le gusta que la despierten. Es mas, tiene bastante mal despertar. Pero bueno, ese día se le pasó pronto el mal humor. Ocupamos cada uno su lugar, el Papá Cascarrabias dentro del salón, cámara en mano para inmortalizar el momento, y yo con Valkiria fuera. A la que entramos se quedó parada, mirando de un lado para otro, imagino que flipando con la cantidad de paquetes de colores esparcidos por allí. Pero inmediatamente algo llamó su atención, la famosa carpa de IKEA, y para dentro que se metió. Cuando conseguimos sacarla de allí, se fue en busca de los paquetes que estaban envueltos con el papel de Pepa Pig (la tiene fichada y la reconoce sea donde sea). Abrimos todos los regalos que lo Reyes habían dejado en casa y, después de desayunar, nos fuimos a casa de los abuelos Puñeteros.
image

Sigue leyendo…

Primeras veces: Los Reyes Magos (I)

Aunque, técnicamente, estas fueron las segundas navidades de Valkiria, para mi es como si hubieran sido las primeras, porque ella lo ya vivido todo de una manera mas consciente. El show del año pasado ya os lo contamos en un Consejo de padre hace unas semanas, pobrecita mía, que cara de póker se le quedó. Por eso, la llegada de Los Reyes Magos era, sin duda, la fecha estrella de las navidades en nuestra casa. No podiamos esperar para ver la carita que pondría ese día, en la peregrinación de casa en casa. Pero vayamos un poco para atrás, a la tarde de antes, esa tarde en la que sus magestades, cono mágicos que son, se pasean por cada ciudad y pueblo de España, repartiendo ilusión y muchos caramelos.

Yo no recuerdo cuando fue el ultimo año que fui a ver la cabalgata. Posiblemente fuera siendo adolescente porque, al llevarme siete años con mi hermana pequeña, ella aún tenia ganas de ir a verla. Pero por lo menos hará unos doce o quince años de eso. El año pasado no fuimos, por supuesto, no tenia mucho sentido. Sin embargo, este año nos hacia gracia ir y ver como reaccionaba ante el gentío y el jolgorio de dicho día. Buscamos un sitio amplio, huyendo de calles estrechas, al lado de un parque, por si se aburria del espectaculo. Quedamos con los abuelos Puñeteros, los abuelos Cascarrabias y la Tata (nadie se quería perder esa primera vez), y para allá que nos fuimos. A pesar de la odisea que supuso llegar hasta el punto donde habíamos quedado, con paso por parking subterráneo incluido (no había otra manera de acceder), llegamos al punto de encuentro. Para emoción de Valkiria, su Tata le traía un globo mas grande que ella de Mickey (globo que aún está por casa, medio chuchurrio, y estoy deseando tirar).

Cabalgata-Reyes-Valencia

Sigue leyendo…

Papá Noel Vs Los Reyes Magos

En mi casa, a pesar de no ser especialmente católicos, siempre hemos sido de celebrar Los Reyes Magos. Es uno de mis mejores recuerdos de infancia. Los nervios, los días interminables que parecían no pasar, el escribir la carta a los Reyes con el catálogo de esa famosa gran superficie, la cabalgata… Muchos recuerdos. Por el contrario, no recuerdo haber tenido esa misma ilusión con Papá Noel, ni siquiera se si en España en plenos años 80 se llevaba eso de celebrar Papá Noel. Si es cierto que a principios de los 90, cuando mi hermana era pequeña, si que le dejaban algúna cosilla para el día 24, pero lo gordo venia con los Reyes.

En casa del Papá Cascarrabias ni eso. Ellos son de Reyes, Reyes. Y son menos catolicos que nosotros (que ya es decir…). Es curioso que, aun siendo catalanes, no celebran una tradición tan catalana como el Caga tió. Pero los Reyes son sagrados.

Por eso, nosotros hemos seguido celebrando el 6 de enero como niños, con la misma ilusión y los mismos nervios. Y la llegada de Valkiria no ha hecho si no aumentar esa emoción. El año pasado, la pobre, con dos meses y medio, no sabia que leches hacíamos ese día desde bien temprano de acá para allá, de casa de unos abuelos a la de los otros, y ¡venga a abrir paquetes! Pero este año será distinto. Aunque ella aun no entienda el concepto de los Reyes, ni nada, ya se entera de todo. Si en su cumpleaños flipó, ¡ahora va a alucinar!

He intentado dejar de lado mis preferencias personales, y sacar las posibles ventajas de las dos tradiciones. Noel Reyes

En el caso de Papá Noel, es evidente que la principal ventaja es que llega antes, eso a los niños les permite pasar todas las vacaciones de navidad jugando con sus nuevos juguetes. Además, es una tradición mucho mas extendida, en gran parte gracias al Marketing que nos meten con calzador. Sea como sea, el caso es que “El anciano barrigudo”, en cualquiera de sus versiones, llega a mas lugares del mundo. Eso puede ser de gran ayuda en el caso de parejas de países diferentes. Por último, y aunque en sus orígenes también derive de una tradición cristiana, lo que a nosotros nos ha llegado es su versión mas light, mas laica, y eso, sin duda, puede ser una ventaja en algunas familias.

En cuanto a los Reyes Magos, llegan el último día de vacaciones, si, y eso es un fastidio, si, pero la emoción de esperar ese día lo hace, si cabe, más especial. Es como la guinda del pastel. Además vienen con un pack completo de tradiciones a cumplir: montar el Belén, ir acercando a los Reyes un poquito más cada día al portal, la cabalgata, poner el agua y los dulces para ellos y los camellos la noche del día 5, etc… Como son tres, con sus tres camellos, pueden cargar con más regalos. Y por último, es nuestra tradición, la que vivimos de niños y ahora la podremos compartir con nuestros hijos.

Aunque como ya he dicho, nosotros somos de Reyes Magos, reconozco que, a partir de que los niños tienen una edad, más o menos cuando ya entienden que es lo que pasa, celebrar Papá Noel tiene sus ventajas.
En este tema entramos en debate el Papá Cascarrabias y yo. Porque sí, está muy bien lo de mantener nuestras propias tradiciones. Pero yo aún no veo claro como le explicaremos a Valkiria, cuando llegue el día, que Papa Noel va a casa de todos sus amigos y a la nuestra no. Aparte de que es inevitable que conozca la figura de Papá Noel porque ya en las guardería les explican ambas tradiciones. El Papá Cascarrabias dice que con decirle que los Reyes son tres y por tanto traen más regalos, la niña lo entenderá. Yo lo dudo, y no creo que fuera tan mala la solución lo de un regalo para el día 24 y el resto para el 6.

¿Y vosotros, como afrontáis este tema en casa?
¿Sois de Papá Noél o de Los Reyes Magos?

La fiesta del primer cumpleaños

Hace ya una semana que celebramos el primer cumpleaños de nuestra Valkiria, y aunque al final acabamos celebrandolo en casa, la cosa salió mejor de lo que esperabamos.
Primero pensamos hacer la fiesta en plan picnic, en un parque, para que la pequeña pudiera jugar con la otra niña que ibamos a invitar. Pero como su cumpleaños cae en puente, finalmente, mis amigos y su hija estaban de viaje y no iban a poder venir. Entre nuestros conocidos no hay muchos padres con niños de la edad de la nuestra, la mayoría, de hecho, no tienen hijos. Así que, por simplificar un poco la organización, decidimos celebrarlo en casa.
Unos meses atrás, ya compré unas guirnaldas de banderines, que luego guardé tan bien, que nunca más las he vuelto a ver, y eso que las busqué hasta el aburrimiento (cada vez me parezco más a mi madre). Así que mandé al Papá a comprar unas de urgencia. Además, compramos platos, vasos, servilletas y hasta un mantel para decorar la mesa del picoteo.
Y este fue el resultado…

wpid-img-20141019-wa0002-1

Sólo con ver la cara de asombro y felicidad de la Valkiria cuando vio el salón, ya mereció la pena. Se emocionó tanto, que su padre se la tuvo que llevar de paseo un ratito para que yo pudiera ultimar los detalles antes de que llegaran los invitados.
Preparamos, con la ayuda de las abuelas, la merienda: unas tortillas, una focaccia, unas pizzas enrolladas,  unos bocadillitos (normales y veganos), patatas, encurtidos… Y de postre, una corona de hojaldre y nocilla (de la que no hay foto pero a la gente le encantó), y un bizcocho vegano de limón.

merienda

No sabíamos como reaccionaria la niña ante tanta gente a la vez, por eso había preparado su cuarto para que pudiera refugiarse allí con las abuelas en el caso de que se agobiara. Pero, sorprendentemente, fue todo como la seda. Valkiria descubrió un entretenimiento nuevo, entrar y salir a la terraza, y así se pasó media tarde, más feliz que una perdiz.

Balcon

Estuvo toda la tarde andorreando de acá para allá, enganchandose en las piernas de todo el que se le pusiera por medio. (Y no os podéis imaginar lo que ha ganado en estabilidad en solo una semana, ahora ya hace incluso mini carreras). Hasta que llegó el momento de abrir los regalos. ¡Ay los regalos! Que más da lo que le regalen, con lo divertido que es el papel de regalo y las cajas de cartón. Tuvo muchos regalos, ropa muy chula y juguetes de todo tipo. Puzzles de madera, cuentos, muñecos para la hora del baño, un nenuco blandito que huele super bien (y que le emocionó tanto que le estuvo haciendo llaves de lucha libre. Si. ¡Ella es así!), y hasta un triciclo evolutivo (en el que va pegando saltitos y grititos de emoción cada vez que la montamos).

PicMonkey Collage

Y por fin llegó el momento de la tarta, en este caso bizcocho vegano por sí la cumpleañera la quería probar. Como ya os enseñé en el pasado miércoles mudo, lo hice con un molde de conejito y aunque no quedó ni de lejos tan bonito como yo tenía en mi cabeza, rico sí que estaba. Valkiria, con tanta emoción, paso del bizcocho, por lo menos para comerselo. Si la hubiera dejado, habría destrozado a gusto esa cosa grande y blanca con una luz brillante encima, pero entonces los demás nos habríamos quedado sin.

PicMonkey Collage03

(La calidad de algunas fotos no es muy buena, pero es que a la gente le dio por hacer vídeos y muchas de las fotos son de móvil).

Y esto es lo que dio de sí su primer cumpleaños. Ella se lo pasó genial, estuvo todo el rato correteando y sonriendo, con esa cara de bicho que pone últimamente (culpa del flash). Y nosotros sobrevivimos a la primera fiesta de cumpleaños que organizamos como padres. Eso si, cuando nos enfrentemos a una con niños, que todo llegará, todo será distinto. Y de hacer la fiesta en casa nada, ¡al parque, de picnic y a correr!