El tercer cumpleaños de Valkiria

No tenía muy claro si publicar este post o no. Mas que nada porque no tengo unas fotos maravillosas que ilustren lo que fue, en casa del herrero cuchara de palo, como se suele decir. Ni me curré magníficos detalles decorativos, mas allá de la piñata de la patrulla canina que ya os enseñé. Intenté estar a todo y no, no pude. Pero no por ello quería dejar de compartir con vosotros lo que fue el tercer cumpleaños de la “ya no tan pequeña” Valkiria.

La verdad es que la fiesta de cumpleaños fue el colofón final a toda una semana de celebraciones. Es lo que tiene que tu cumple caiga en lunes, que tienes celebración en el cole, al llegar a casa y la fiesta el finde. ¡Mas capítulos que una boda gitana! Mi pobre hija ya no sabía cuando leches se suponía que iba a ser su fiesta de patrulla canina (los niños y su escasa percepción del tiempo) y cada día me preguntaba si era ese día el día de su fiesta.

Cuando por fin llegó, creo que ni ella misma se lo creía. Como no hay celebración familiar que se precie sin la aparición estrella del Sr. Murphy, él y su maldita ley decidieron acompañarme a comprar la tarta de los famosos perritos al super habitual. Ese super en el que siempre que voy hay tartas de la patrulla… siempre… ¡siempre menos ese día claro! Y ahí estaba yo, cual madre loba “atacá” achuchando al pobre señor de la panaderia del super para que me rebuscara hasta la última tarta que le quedara en el almacén. Pero nada… Lo único que apareció, al fondo, fue una tarta pequeña de los dos personajes femeninos de esa serie de dibujos. Que digo yo. que puñetera manía tienen con lo de tartas de niño y tartas de niña. ¡Si a mi hija el que mas le gusta es Rubble! Pero bueno, como menos da una piedra, me la llevé, que aunque pequeña, tarta patrullera era.

Aún así, pasé por mi casa fugazmente a dejar la tarta y, mientras tenía al Papá Cascarrabias haciendo sándwiches como si no hubiera mañana, me escapé al super de la competencia… ¡Pero de tartas grandes nada! Y cuando le pedí ayuda al muchacho que estaba allí, por algún motivo (no se si es que se llevaba comisión) se empeñó en que me llevara la tarta de las perritas again, o en su defecto, la de Frozen (que eso siempre vende, debió pensar…). Yo me fui de allí sin mas tartas infantiles y corre que te corre a por todas las cosas para montar la fiesta. Sigue leyendo…

Regalos para niños de 3 años

Faltan apenas dos semanas para que Valkiria cumpla 3 años y por aquí ya estamos en “modo cumple ON”. Ya tengo algunas cosillas compradas para la fiesta y estoy sacando ideas, sobretodo de Pinterest, para hacer algunas otras. Pero lo que, sin duda, es casi mas complicado que la fiesta, es organizar el tema de los regalos. Que luego viene todo el mundo a preguntarte… “Oye, ¿Que le compro? ¿Que le hace falta?” Y ahí es donde tienes que empezar a hacer encaje de bolillos entre lo que le quieres regalar tu y lo que le van a regalar todos los demás.

La idea, este año, es ser lo más prácticos posibles. No me refiero a regalarle solo ropa a la chiquilla. ¡Pobrecita mía! Sino a que sean regalos que no se limiten a juguetes que luego se quedarán muertos de risa en una esquina. Como muchos de los que ya tiene. Esta sería nuestra lista ideal de regalos para niños y niñas de 3 años:

Juegos de mesa

Lo pongo lo primero porque llevamos queriendo comprarle a Valkiria juegos de mesa desde que nació. Pero claro, aun no tenía edad. Si que había tenido alguna cosilla ya, a partir de los 2 años. Un bingo de animales,  un dominó… Pero como familia de jugones que somos, nosotros queremos llevarla al siguiente nivel. Por eso nos gustaría iniciarla en los juegos de tablero, con sus reglas y tal. Para ir acostumbrándola poco a poco a este tipo de entretenimiento en familia.

haba-frutal-regalos

Aquí estamos dudando entre el frutal o el frutalito. En principio se supone que el frutal es mas sencillo, pero por eso mismo también se usa durante menos tiempo. Por otro lado, el frutalito incluye elementos de memoria y algo de estrategia, y tiene el plus de que viene la figura del cuervo, que estoy segura que a Valkiria le encantará. ¡Aun no sabemos que hacer!

juegos-djeco-regalos

A esta linea de juegos a partir de 2 años y medio, le tengo echado el ojo desde las pasadas navidades. Este verano, mis suegros le regalaron el Little Cooperation y ¡fue un exitazo! Así que ya tengo algunos mirados que, si no caen en el cumple, caerán en Reyes.

Disfraces

Disfrazarse siempre da mucho juego. Por eso mola lo de tener un baúl bien grande con todos los disfraces a mano para que ellos puedan jugar cuando quieran. Valkiria tiene un par. El de Elsa de Frozen (¡como no!) y el de la princesa Sofia. Creo que ya toca ampliar la colección. Ahora dice que quiere el de Blancanieves, que, sinceramente, es de los vestidos mas bonitos en cuanto a colores. Pero otro tipo de disfraces son bienvenidos: bomberos, piratas, policías, etc…

disfraces-regalos

A Mulan y a Merida aun no las conoce, pero ¿no os parecen preciosos los vestidos? Y por supuesto no podía dejar de mencionar Star Wars (el disfraz de Leia ya lo tengo…por cierto…pero aún le va grande, así que está guardado)

Set de plastilina

De esto nunca hay suficiente. En casa siempre se acaba perdiendo o estropeando, así que hay que reponerla cada cierto tiempo. Lo chulo, ya con 3 años, es un set de estos con maquinita para hacer helados o comidas varias. Como los moldes de toda la vida, pero evolucionados.

regalos-3-plastilina

¡Lo que yo hubiera dado de pequeña por algo así!

Cuentos y mas cuentos

Otra de esas cosas de las que nunca hay suficiente. A este ritmo vamos a tener que empezar a hacerle hueco a Valkiria en las estanterías del salón. Pero es que, claro, conforme ella crece, lo hacen los cuentos y libros que le leemos. Ahora le gustan los cuentos con una historia algo más desarrollada y ya tenemos varios títulos fichados, pero ¡se admiten sugerencias!

cuentos-regalos-3

Algunos de estos libros son recomendados para a partir de 5 años, pero creo que la historia se puede hacer accesible también a niños de 3.

Juguetes

Los niños son niños y disfrutan cuando les regalas juguetes, aunque tengan un montón en casa a los que no hagan ni caso. Yo, de todos modos, he notado que Valkiria ha empezado a jugar hace poco con cosas que tiene desde que cumplió los 2 años, como los playmobil 1, 2, 3… ahora ya se monta escenarios, inventa historias y tal. Aparte, siempre se pueden divertir con cualquier accesorio destinado al juego simbólico, ya sea para jugar a las cocinitas, cuidar de los bebés, reparar cosas o hacer de médicos.

regalos-juguetes-3

Los walkie talkies son algo que se nos ocurrió y pensamos le puede hacer gracia a Valkiria

Como veis, al final lo meramente práctico lo he dejado un poco de lado, ¡que le vamos a hacer! Pero si que son regalos con los que cualquier niño de 3 años disfrutaría y, en cierto modo, fomentan el tipo de juego que nos gusta. Más allá de ser simples trastos que acabarán comiendo polvo.

¿Que os parece nuestra selección?

¿Añadiríais algunos regalos más?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

 

Tus terribles dos… O casi tres

Tus 2 años se acaban. Queda poco más de un mes para que cumplas 3 y aun no tengo claro si habremos pasado, o no, por los terribles 2. O si, en cambio, lo que llevamos vivido contigo, desde antes de cumplir tu segundo año, es tan solo un preludio de lo que será tu carácter de por vida.

De todos modos creo que no nos podemos quejar, en lo que a rabietas se refiere. Las ha habido, ¡y tremendas algunas de ellas! (como tu tremenda Valkiria), pero ahora mismo recuerdo pocas por su intensidad y casi me cuesta recordar alguna en concreto, más allá de las más recientes. Puede que, con el paso de los años, incluso llegue a olvidar esta fase de preadolescencia adelantada.

Eres testaruda, perseverante, insistente… vamos que no es fácil hacerte bajar del burro (como dirían en mi pueblo). Pero bueno, esto, que en principio se puede considerar como algo negativo, igual no lo es tanto. No será un defecto, sino una virtud, para que consigas todo aquello que te propongas, para que logres todos tus objetivos y alcances cada meta.

También eres extrovertida, payasa y charlatana, demasiado a veces. Con todo te quedas y todo lo largas. Me dejas alucinada con tu memoria, tu imaginación sin limites y con lo rápido que lo aprendes todo.

2 años

Lo de que ahora no me hagas ni caso imagino que es normal… aunque espero que mejore. A veces me da la sensación de que me paso el día echándote bronca y, ¿sabes qué? No me gusta. Nada. Pero parece que en esta aventura de ser padres este es un papel que me tocará interpretar por mucho que me disguste.  Lo único que te puedo prometer es que intentaré ejercitar mi paciencia y respirar hondo más de dos veces antes de pegarte el berrido de turno, que a veces es incontrolable y sale de mí como algo que tengo que vomitar.

Tus supuestos “terribles” 2 nos han puesto a prueba. Ha habido momentos complicados. Días en los que era imposible saber que te pasaba por la cabeza, pero en los que todo, lo que fuera, te venía mal. Rachas de dormir a trompicones, o de comer peor que de costumbre. Las hemos tenido de todos los colores, ¡Bendita reclamación de la independencia como individuo has tenido!

Durante los últimos 6 meses hemos pasado rachas muy buenas, en las que llegue a pensar que estos “terribles” 2 ya habían pasado. Como si de una tormenta de verano se tratase. Pero al poco volvían los momentos de bloqueo, ira o llanto, y sentíamos que nos metíamos de lleno en todo aquello otra vez. Ahora ya tengo claro que esa etapa, esos “terribles 2”, solo son un nombre, por esa manía absurda que tenemos los humanos de darle un nombre a todo. Y por tanto, no existe un principio ni un fin delimitado. Pasará…o no totalmente.

2 años

 

A ti este año te ha servido para sentirte y descubrirte como un ser independiente a nosotros, para reclamar tu espacio, tu autonomía. Para que nos demos cuenta de que tienes las cosas muy claras y que te encanta decidir (y mandar…). Adoras sentir que empiezas a controlar tu corta vida como una “niña mayor”.

Yo, mientras tanto, tengo muchas ganas de ver que nos deparan tus tres años, tu entrada en el cole y muchas otras cosas que están por venir. Aunque a la vez, llore un poquito por dentro al ver que creces tan rápido que casi no me doy cuenta.

¿Que opináis de los Terribles 2?

¿Son para tanto o no?