Consejos de padre (24)

¡Ya estamos de vuelta! Hay que ver lo mucho que tardan en llegar las ansiadas vacaciones y lo rápidamente que se pasan. Cosas del tiempo y su elasticidad. Pero, aunque solo hayamos tenido una semanita para poder pasar en familia, la hemos disfrutado al máximo. Nos fuimos a Barcelona, la ciudad natal del Papá Cascarrabias y donde está toda su familia y tuvimos tiempo hasta de hacer un poco el turista. Es curioso lo importante que es planificar bien las cosas antes de salir y saber exactamente donde vas a ir y lo que allí vas a necesitar. Esto, como otras tantas cosas, antes de ser padres no pasaba. Antes podíamos viajar dejándonos llevar por la pura improvisación (aunque eso a mi nunca se me dio bien, yo soy mas de planificar). Pero ahora es imposible, y poco recomendable, salir de casa sin repasar un par de veces el plan. ¿Donde vamos a ir? ¿Como es el sitio que vamos a visitar? ¿Tiene cuestas? ¿Muchos escalones? ¿Dejamos el carro o mejor lo llevamos? Millones de preguntas que al final se traducen en un coche lleno de trastos y “por si acasos”. Pero es que uno nunca sabe lo que se puede encontrar.

Nosotros esto lo hemos llevado, vamos a decir, mas o menos bien, viniendo de una ciudad plana completamente y con un carrito totalmente urbanita de ruedas pequeñas, solo un día nos encontramos con que nos equivocamos al cogerlo. Por suerte llevábamos plan B, eso siempre es necesario, y el carro sin niño pesa menos. Eso si, con Valkiria en la mochila después de comer parecía que estaba subiendo a Mordor, ¡Madre mía las cuestas no se acababan!

¿Soléis planificar mucho las salidas cuando hacéis turismo?

consejos-de-padre-viñeta-24

Vacaciones con niños: No salir de casa sin…

Ahora que ya tenemos las vacaciones a la vuelta de la esquina es cuando nos damos cuenta de como ha cambiado la cosa a la hora de viajar. Antes con solo hacer la maleta el día de antes era mas que suficiente. Te levantabas por la mañana, la cargabas al coche y ¡listo!… ¡Ay… ahora todo es tan distinto! Ahora una semana antes tienes que hacerte una lista, mental o en papel (mejor en papel, que las cabezas con esto de la maternidad ya no son lo que eran) e ir apuntando en ella todas esas cosas imprescindibles para viajar ahora que ya no sois dos. Cada uno tendrá sus imprescindibles sin los que no podrá salir de casa, pero seguro que coincidimos en mas de uno. Aquí van los nuestros:

El carro/Silla de paseo

Estamos en un punto en el que Valkiria es cada vez mas autónoma y cada vez quiere menos el carro, pero aún así considero que es una locura salir de viaje sin él, pues lo mismo que no quiere ir en el carro, de repente tampoco quiere andar, pero tampoco quiere ir en la mochila. Para esos momentos complicados en los que los riñones no dan para mas (que la niña ya pesa lo suyo) seguimos necesitando el carro. Aparte de que la cesta es la mar de socorrida.

Nosotros seguimos con nuestro Streety desde el primer día, me parecía un gasto innecesario comprarnos una silla ligera y dejar el carro arrinconado. Entre otras cosas porque no tendría ni donde arrinconarlo. Aunque seguramente sería una mejor opción en cuanto a peso y espacio.

bebe-confort-streety-confetti

Mochila ergónomica

Otra de esas cosas sin las que ni loca salgo de casa. Para nosotros es básico, sobretodo a la hora de dormir, y mas ahora que estamos en fase de destete total. También estamos empezando a portear a la espalda, lo que nos será muy útil para hacer el turista algún día de estos que pasaremos fuera.

3341941241738

Trona portátil

El verano pasado aún no teníamos este invento y allá que nos fuimos de viaje con la trona grande a cuestas, menos mal que el coche de mis suegros era grande. Por suerte, ellos mismos decidieron regalarnosla unos meses después y la verdad es que es una maravilla para salir a comer fuera y despreocuparte de que tengan tronas o no. Aparte de que para viajar es mil veces mas práctica y pequeña.

trona-snack-nurse-rojo-mercurio-foto-490171

Cuna de viaje

Esto va un poco en función de donde vayas. Si vas de vacaciones a un hotel y allí te ponen la cuna, pues igual te puedes ahorrar un trasto. Pero si vas a un lugar donde no la va a haber, a no ser que coleches, te será necesario. A nosotros aún nos lo es porque todavía no hemos pasado a Valkiria a su cama, de echo ni la tenemos comprada. Lo que no me gusta de mi cuna de viaje es que el niño se queda por debajo del nivel de las rejillas laterales, por lo tanto, para las calurosas noches de verano en las que hace falta un ventilador si o si, nos tenemos que apañar un invento para alzar el colchón y que le llegue un poquito de aire. Si no se acaba despertando por el calor y al final no duerme ni el tato.

cunas-de-viaje-para-bebés

Selección de juguetes

No digo que haya que ir cargado como Papa Noél en navidades, pero algo si es conveniente llevarse para que el niño pueda entretenerse durante los días de vacaciones. Yo suelo coger una bolsa de tela, de tamaño mediano, y meto ahí las cosas con las que más suele jugar. Por suerte, Valkiria no tiene muñeco de apego que necesite llevar a todas partes o sin el que no pueda dormir.

juguetes-niño-viajar

Botiquín mínimo

A no ser que te vayas a una isla desierta, allá donde vayas podrás encontrar cualquier cosa que te haga falta, farmacias hay en todos sitios, pero siempre es conveniente llevar un mini botiquín para casos de emergencia extrema, véase, 5 de la mañana en un pueblo pequeño o similar. Yo la verdad es que peco de minimalista en este sentido y en nuestro botiquín solo suelo llevar apiretal, termómetro, barrita de árnica para los golpes y eosina al 2% por si se le irrita mucho el culete. Nada mas.

19310

Tablet bien cargadita

Esto es un imprescindible para cualquier viaje en coche en esta casa. Pero aparte tiene muchos mas usos. No me gusta abusar de este tipo de cosas pero hay que reconocer que nuestra salvación en algunas situaciones. En la tablet no faltan algunas aplicaciones de juegos para Valkiria y toda una selección de los greatest hits de los dibujos que mas le gustan, entre ellos: Peppa pig, Ben y Holly, Pocoyo, La patrulla canina o Baby einstein.

image

Y esto sería todo. Aparte de la maleta, claro está. En realidad la cosa ha mejorado un poco con respecto al año pasado. Ahora que la niña es más mayor ya no hacen falta algunas cosas como la bañera (aunque sea plegable) o llevarme comida especial ya preparada (por el tema de su intolerancia y demás), pero aún así vamos cargaditos como mulas siempre que queremos hacer un viaje, por corto que sea. Los imprescindibles para viajar varían de una familia a otra. Yo ya os he dicho los míos, ahora, ¿cuales son los vuestros?