Las matronas de nueva generación 

Hay experiencias que te marcan para el resto de tu vida. Algunas para bien y otras para mal. También hay personas que tienen el poder de marcar como vives una nueva experiencia. Y ese es un gran poder, que, como ya se dijo una vez, requiere de una gran responsabilidad. Las matronas, en parte personal medico, en parte psicólogas, tienen ese poder. Aunque muchas no lo sepan si quiera.

Siempre he pensado que no puedo quejarme del parto que tuve con Valkiria. Fue, a la postre, lo que yo quise, un parto natural. Pero la persona con la que se suponía tenía que formar equipo ese día para que todo fuera bien, es decir, la matrona, no me trato como yo esperaba. Decidió que yo era una mujer retrograda e inconsciente por querer parir como parí, y así me lo dejo claro desde que se encontró conmigo hasta que acabo su turno.

Ahora se que me administró sedación, que yo no quería. Que no era necesario seguir muchos de los protocolos que ejerció conmigo. Y que yo podría haber pedido cambio de matrona, cosa que por desconocimiento y miedo no hice.

Por suerte no soy persona de generalizar y, ya en su día, comprendí que había sido una cuestión de mala suerte. Podría haber sido ella o cualquier otra. Pero fue ella y me marcó. No generándome una opinión de todas las matronas, sino dejándome un recuerdo imborrablemente agridulce de mí primer parto para el resto de mi vida.

Cuatro años después, embarazada de nuevo, estoy viviendo una experiencia totalmente diferente, ya solo a nivel ambulatorio. También tuve mala suerte en ese sentido la primera vez. Pero ahora la historia es bien distinta. Mi matrona es un amor, una mujer que nos ayuda y nos empodera de cara al parto. Que nos explica todo, sin dejarse nada e intenta que vayamos libres de miedo a uno de los días mas importantes de nuestra vida. Ella, que por edad podría ser de la vieja escuela, no lo es para nada. Y yo le estaré infinitamente agradecida por ello.

Esa confianza en ella, y gran parte de curiosidad, fue lo que me hizo ofrecerme voluntaria a asistir a una clase practica de la escuela de matronas de Valencia. Quería ver como se formaban las nuevas generaciones de matronas. Que mensaje se les transmitía. Quizá en un intento inconsciente de comprender cómo alguien puede, dedicándose a algo tan bonito, malograrse de la manera que lo hicieron ambas matronas que me trataron la primera vez.

Clase practica de matronas con Laura Fitera

Asistí, junto con tres compañeras mas de las clases preparto, a esta clase practica que impartía la mismísima directora de la unidad docente de matronas de la comunidad valenciana desde hace 20 años, Laura Fitera.

Lo primero que llamo mi atención fue ver tanta gente. Y saber cuánto habían trabajado todo ellos por estar allí. Cuatro años de carrera para convertirse en enfermeros. Un examen al que se presentaron 14.000 personas de las cuales solo 450 aprobaron. Y ahora dos años de intercalar formación teórica con prácticas por los diferentes puestos en los que podemos encontrar a una matrona. ¡Indudablemente admirables! Después de conocer eso, poco me extraño ver la ilusión en sus caras e incluso emoción en algunos momentos. Pasión por su trabajo. No creo que una profesión así se pueda ejercer de otro modo.

La clase empezó simulando una primera visita en la que ellos nos iban preguntando datos sobre cómo llevábamos el embarazo. Las preguntas habituales. Mientras, Laura supervisaba sus preguntas, aconsejaba por donde seguir preguntando o intercalaba explicaciones sobre aquello que iba considerando interesante en cada caso.

Luego pasamos a la parte practica de la clase. En ella, las futuras matronas (y matrones, que también había chicos) tenían que realizar varias maniobras. Median la altura del útero. Palpaban donde acababa. Tenían que localizar la posición exacta de los bebes para luego poder escuchar su corazón. Primero a través de un estetoscopio de madera (la trompetilla que le ha llamado mi madre toda la vida) y luego con el doppler fetal que usan en los ambulatorios para localizar el latido. Nada de esto tiene que ser ni medio fácil. Más cuando es la primera vez que lo haces.

En mi caso, al ser la que mas avanzada estaba en la gestación, lo tenían un poco más fácil. Un poco… Y podían incluso, mediante otra maniobra, palpar la cabeza y moverla. Ellos decían que la cabeza peloteaba. Yo mientras alucinaba viéndolos.

Había algunos que lo localizaban a la primera. Otros que necesitaban algo de ayuda. Pero en todos ellos vi lo mismo, emoción. En sus ojos, en sus sonrisas cuando encontraban lo que estaban buscando o conseguían localizar el latido. En sus manos, a veces temblorosas, al palpar por primera vez la cabeza de un bebe dentro de su madre, o llevarse una patada de la criatura de turno. Esa emoción me legó y me hizo admirar su profesión aun mas.

Espero, de corazón, que no pierdan nunca esa ilusión, esa pasión, porque ellos son el futuro y en sus manos esta humanizar el embarazo y el parto. Dejar de tratar a las mujeres como si fueran tontas, enfermas o inconscientes y dedicarse a apoyarlas, aconsejarlas y empoderarlas. Porque como mujeres podemos parir. Como dice mi matrona, en un homenaje personal a Star Wars, la fuerza esta en nosotras y tenemos que confiar en ella.

matronas-nueva-generacion
¿Creéis que las matronas se están modernizando con las nuevas generaciones?

¿Tuvisteis suerte con las matronas que asistieron vuestros embarazos y partos?

 

 

De excursión por la Marjal del moro

La Pascua, aquí en Valencia, es tradición celebrarla comiendo al aire libre la mona y volando el catxirulo (la cometa). Y la verdad es que, con el tiempo tan bueno que tuvimos toda la semana santa, incluido el lunes de pascua, apetecía mucho, así que eso hicimos. Nos fuimos con la familia a una zona poco conocida de la provincia de Valencia, un humedal llamado La Marjal del moro.

La Marjal del moro es un espacio protegido ZEPA (Zona de especial protección para las aves), un humedal de extraordinario valor situado entre los términos municipales de Puçol y Sagunto, concretamente en l’Horta Nord. Se trata de una de las zonas más importantes para las aves acuáticas en la provincia de Valencia.

Hace muchísimos años, este humedal se conectaba con la famosa Albufera, al otro lado de la ciudad de Valencia. Pero se fueron destruyendo zonas de humedal. Primero para cultivar arroz y, posteriormente, para convertir el suelo en zona urbanizable, con el consiguiente desarrollo masivo del ladrillo en todo el área de la costa.

La zona que queda ahora no es realmente muy extensa, lo que da para hacer una excursión muy agradable que podemos empezar, desde la zona del polígono cerca de Sagunto, o desde el final de la playa de Puzol. Esta ultima ruta aun la tenemos pendiente de hacer con Valkiria.

excursion-marjal-moro-valencia

Nosotros solemos ir, de vez en cuando, a dar una vuelta, pasear, observar plantas, bichitos y algunas aves. Aunque para ver mas aves tienes que acercarte mas a la zona de las lagunas en si y con la niña tan pequeña aun es complicado.

– Aquí estaba buscando algún caracol que tuviera el bicho dentro, porque la mayoría estaban vacíos –

– Valkiria y Papá escondidos en un observatorio de aves –

No suele haber mucha gente, algunas personas a pie, otras en bici, pero poco barullo, es una zona muy tranquila. Tiene un centro de educación ambiental (CEA), situado en la antigua alquería del Frares. Pero, cosa que no entiendo, los fines de semana el centro permanece cerrado al público. Alrededor de la alquería, tenemos diversas lagunas artificiales y zonas de flora y cultivos mediterráneos. También hay una zona de mesas de picnic, pero en fin de semana tampoco se pueden usar. Fuera de la zona del CEA también podemos encontrar algunas mesas de picnic, pero ya están mas escondidas.

Nosotros nos pusimos ahí a comer, mona incluida. Estuvimos solos. Luego recogimos todas nuestras cosas, sin dejar ni rastro de haber pasado por allí, y nos fuimos a dar otro paseo. Tampoco hicimos una gran ruta porque, entre que ella es pequeña y que yo con la panza me canso mas, no está el horno para bollos, jejeje.

– Aquí Valkiria encantada con su mona. Pero no la típica valenciana, sino la versión catalana – 

Es un sitio ideal para ir con niños porque pueden campar tranquilamente a sus anchas en la mayoría de las zonas. Pero si que es conveniente recordar varias cosas:

  • Llevar calzado cómodo y si el tiempo lo permite pantalón largo.
  • Llevar repelente de mosquitos. En esta época aun no se nota mucho, pero en cuanto aprieta el calor te comen vivo.
  • Si quieres observar bien los pájaros y los bichos, llevar prismáticos y una lupa. ¡A los peques les encantará!
  • Si vamos con niños pequeños, no está demás llevar una mochila ergonómica o similar, para ayudarles en los tramos más difíciles o cuando estén cansados.

¿Os gusta hacer excursiones con vuestros hijos al campo?

¿Conocíais la Marjal del moro?

 

De visita a Bioparc Valencia

Con los zoos, ahora de adulta, tengo un sentimiento contradictorio. Por una parte me encantan. Sobretodo los zoos tipo Bioparc, a los que llaman zoos de inmersión, sin jaulas y simulando el entorno del animal. Pero por otra parte me da mucha pena, no lo puedo evitar.

De todos modos, pensando en cuando era niña, recuerdo la primera vez que fui a un zoo en condiciones, el de Barcelona, y lo mucho que me gustó. Por aquel entonces aquí en Valencia teníamos una vergüenza de zoo al que daba verdadera pena ir. De hecho no recuerdo ir mas de un par de veces y siendo bastante pequeña. Pero el zoo de Barcelona lo recuerdo como espectacular.

Cuando abrieron el Biopar de Valencia, allá por 2008, tuve la oportunidad de trabajar en su inauguración. A pesar de que estaba a medio hacer y faltaban la mitad de los espacios y animales (Si, así se hacían las cosas por aquí), ya entonces me pareció un sitio chulisimo para disfrutar con los niños. Y en aquel momento no era madre.

¡Estaba deseando ir con Valkiria al Bioparc! Pero esperamos a que pasara un poco de los 2 años para que se enterara un poco más del tema y lo disfrutara como toca. En febrero nos sacamos el pase anual, que sale muy bien de precio si te lo sacas en grupo de 4 personas (el pase manada). Los niños no pagan hasta los 4 años. Y desde entonces, hemos ido como mínimo una vez al mes. ¡Lo tenemos mas que amortizado! Sigue leyendo…

La odisea de buscar colegio

Si el año pasado acabamos buscando guardería desesperadamente y en tiempo record, este año estamos en plena fase de buscar colegio. Aunque, a las alturas que estamos, tan solo hemos podido ir a una jornada de puertas abiertas, el resto jornadas de colegios aun están en el aire. Y es que en Valencia, al menos, aun está casi todo por decidir. Con el cambio de gobierno del año pasado ha habido muchos cambios y, aun es hora de que nos digan cuando podremos preinscribir a nuestros hijos. He llamado a todos los colegios de mi zona y ellos están tan perdidos como nosotros.

El pasado sábado estuvimos en la primera edición de la feria de los colegios que se realizó en el centro museo del Carmen y fue realmente decepcionante. Lo siento pero es así. No es que yo esperara que fueran a estar allí todos los colegios de Valencia, sin duda me temía que la mayoría iban a ser colegios privados. Pero no hasta el punto de que el 90% fueran colegios privados (y religiosos) y solo hubiera dos colegios concertados (también religiosos) y un solo stand para dar información de colegios públicos con tres personas que no daban a basto, pues la cola iba para media hora de espera como poco. Hicimos la cola, por supuesto, y sacamos alguna cosa en claro, aunque poca novedad.

feria de los colegios valencia

Para todos los padres valencianos que estén en la misma situación de nosotros, lo que se sabe de momento es lo siguiente:

  • Se quita el distrito único y se vuelve a la zonificación del curso 2012-2013, por lo que Valencia queda dividida en 19 zonas, que se convierten en 21 porque hay dos de ellas que se dividen en zona A y zona B.

14551293062301

  • La asignación de puntos cambia. Lo que más valor tiene es tener hermanos en el centro, que asignará 15 puntos. Lo siguiente será la zona con 10 puntos. Luego se mantienen los puntos por familias numerosas. Se equipara en puntos a las familias monoparentales en igualdad con las familias numerosas. Y se quitan los puntos de libre asignación del centro y de antiguo alumno. Aquí os dejo una tabla para que veáis todos los cambios con mas claridad.

asignacion puntos colegio valencia

  • Ademas, antes sucedía que si no te admitían al niño en la que habías puesto como primera opción, tu hijo pasaba detrás de todos los que habían puesto tu segunda opción como primera opción. Un poco lioso de entender, pero no os preocupéis porque esto lo han suprimido a partir de este año.
  • Se supone que este próximo viernes, mas o menos, se dirán ya las fechas de prinscripción, pero, estad atentos porque serán durante solo una semana, posiblemente a mediados o finales de mayo.

Con todas esas novedades, se supone que cuando salgan las fechas los colegios empezarán a programar las jornadas de puertas abiertas, aunque ya haya quien las haya hecho. Nosotros ya tenemos clara nuestra primera opción, pero hay que poner mas de una y mas de dos, así que este finde asistiremos a otra jornada de puertas abiertas y aun querría ir a las de dos colegios más que están por programar… Cuando tenga las cosas más claras os contaré cuales son nuestras opciones y en función a que criterios las elegimos.

¿En vuestras comunidades ya habéis hecho la preinscripción para el colegio?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

Al cine con los mas pequeños en Mini Lys

Hay cosas que con la llegada de un bebé a casa se tienen que dejar aparcadas, al menos durante algún tiempo. Una de esas cosas fue, para nosotros, ir al cine. De hecho, no fuimos solos al cine hasta que Valkiria tenía 14 meses. Igual somos un poco exagerados, pero hasta ese momento no nos sentimos con la seguridad de poder dejarla tres horas apartada de mi (y de su teta). Por aquel entonces, aun no había en Valencia la sesión teta, que es una sesión especial a la que puedes ir con bebés de hasta 24 meses y que se hace, a día de hoy, en los cines Lys. Pues bien, es en estos mismos cines, en los cines Lys de Valencia, donde han ido un poco mas allá y han pensado una opción para que los padres de niños a partir de dos años podamos ir al cine sin tener que andar tirando mano de abuelos o canguros: la zona Mini Lys, en la que el niño se puede quedar jugando mientras los adultos disfrutamos de nuestra película.

Nosotros fuimos a probar la experiencia junto con otras mamás bloggers valencianas gracias a Cines Lys y a Valencia peque universo. Nos invitaron a probar este nuevo espacio mientras nosotros vimos “Cien años de perdón” la última película de Daniel Calparsoro. La película estuvo bien, un thriller de atracadores de bancos ambientada en Valencia. Y debo decir que, aunque al principio no las tenía todas conmigo, finalmente resultó ser una experiencia super positiva. Os explico con mas detalle.

mini lys zona ocio infantil cines lys

¿En que consiste la zona Mini Lys?

Se trata de una sala en la que poder dejar a tus hijos mientras tu ves la película, una especie de ludoteca. En este espacio hay un montón de cosas con las que jugar y divertirse, desde una cocinita a pizarras gigantes, balancines o juegos de habilidad. Aparte hay monitoras (aforo máximo de 10 niños por monitor) que entretendrán a los peques haciendo manualidades y cuidaran en todo momento de ellos.

mini lys zona ocio infantil cines lys

¿A partir de que edad se puede entrar?

El niño tiene que medir entre 85 y 125cm y tiene que saber andar.

¿Que requisitos hay para poder entrar en Mini Lys?

Hay que entrar con calcetines, aunque si no llevas allí te los puedes facilitar por 1€. Los niños no deben estar malitos para no contagiar a otros niños. Además, no pueden entrar juguetes propios, imagino que para evitar conflictos, igual que en una guardería, lo que está allí es de todos.

mini lys zona ocio infantil cines lys

¿Que tengo que hacer como padre?

Tienes que hacer tu reserva para la zona Mini Lys, ya sea online o en las taquillas de los cines. Una vez en la zona Mini Lys te tomarán tus datos de contacto, para poder localizarte en cualquier momento y tu DNI. Por ello debe ser la misma persona el que lo deje y el que lo recoja.

¿Que precio tiene y cuanto dura?

El precio es de 3 € por sesión, da igual si la película dura hora y media que tres horas.

mini lys zona ocio infantil cines lys

Aquí os dejo un video donde podéis ver todo esto que os he explicado en imágenes:

Fotos y video promocionar de Oroneta Audiovisuals (menos la que lleva mi marca de agua)

Experiencia personal

Como decía antes, yo no tenía muy claro que Valkiria se fuera a quedar allí tan tranquila rodeada de gente y niños que no conocía de nada, pero mi hija nunca deja de sorprenderme y fue ver aquella sala, que como habéis podido observar en las fotos es preciosa, y entrarle el ansia por entrar corriendo a jugar. No os podéis imaginar lo que me costó retenerla hasta que me cogieron los datos para que no se colara de estrangis. Así que entró encantada. Durante la película tuvieron que llamarme porque se hizo caca encima, pero la verdad es que las chicas fueron muy majas y muy atentas. Cuando me llamaron ya le habían quitado la ropa sucia y le habían limpiado, la niña estaba tan tranquila esperándome para que le pusiera la muda limpia. Y luego siguió jugando a sus anchas como si nada. Cuando acabó la película y tocó ir a recogerla llegó el drama, ¡no se quería ir! “Mamá, quiero jugar un popito mas” – me decía. Así que ya veis, no solo le gustó, sino que ¡se le hizo corto! Me la llevé de allí prometiendole que volveríamos otro día. Y no vayáis a pensar que se le ha olvidado, que nada de nada.

La única pega que le veo a esto es lo de que te tengan que llamar al móvil si pasa algo, no por ellos, que deben tenerte localizable, claro está, sino por todo lo demas: llamadas que no esperas, mensajes de whatsapp, actualizaciones de redes sociales, en fin, un poco rollo. Al final acabé con el móvil en modo vibración en la mano toda la película. Quizá podrían habilitar otro sistema, algún cacharro estilo busca o similar que te dieran en la misma sala Mini Lys y luego devolvieras al irte. Pero vamos, por todo lo demas no puedo estar mas contenta de como fue esta experiencia y nos abre la posibilidad de volver a disfrutar del cine sin tener que depender de canguros. ¡Sin duda repetiremos!

¿Conocíais esta opción en Valencia?

¿Que os parece?

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17