Infancia sobre ruedas

Desde que se inventó la ruedo, allá por el 5000 AC, los humanos hemos sentido fascinación por todo aquello que las llevara. Me imagino a los niños en la antigüedad jugando con carretillas de acá para allá, al fin y al cabo un niño es un niño, ahora y hace miles de años. Pero esos niños del pasado habrían alucinado con la cantidad de opciones que existen hoy en día para que una criatura juegue sobre algo que lleve ruedas. Porque los niños de hoy tienen una infancia sobre ruedas.

Yo recuerdo con mucho cariño todos aquellos juguetes con ruedas que me acompañaron en mi infancia, desde una primera moto correpasillos azul, que acabé partiendo por la mitad (no me preguntéis como…), hasta mis primeros patines, pasando por cada una de las bicis que tuve. Miles de recuerdos. Y ahora es Valkiria la que disfruta de esas experiencias porque, a pesar de su corta edad, ya ha tenido mas juguetes con ruedas de los que pensaba que podríamos llegar a almacenar… Y creo que esto es solo el principio.

Lo primero que tuvo fue un correpasillos de madera, de esos con actividades. Esta claro que en esto no se podía montar, pero si que le dio mucho juego para ayudarle a dar sus primeros pasos, aunque al principio le costaba mucho regular la velocidad que cogía y algún tortazo se dio.


andador-madera-infancia

Luego llegó el triciclo evolutivo. Esas bicis con tres ruedas que tienen una barra para que los puedas empujar tú al principio y luego puedes ir quitándoles cacharros hasta dejarlos en un simple triciclo. Yo esto pensaba que sería LA COMPRA, así, con mayúsculas, porque además no son nada baratos. Así que en su primer cumpleaños se lo regalaron los abuelos. Al principio lo usamos mucho, prefería mil veces ir ahí metida que en el carro sentada. Tenía su arco de botones y sonidos que le encantaba aporrear y todo. Así pasamos, mas menos, un año. Pero llegó un momento que había que quitarle ya el arco ese para que pudiera ella ir mas cómoda, y ahí fue cuando dejó de parecerme tan maravilloso el invento. Desde que le quitabas eso el manillar iba suelto, al menos en la nuestra, se que hay otras en las que se puede dejar fijo. Eso hacía que el hecho de que el triciclo fuera recto dependía solo de que Valkiria lo mantuviera recto y ella no estaba por la labor. Aparte de que le daba por bajar los pies y frenar el cacharro. Al final resulto ser un engorro, muy complicado de manejar y la acababa llevando inclinando la moto de delante, como si ella fuera haciendo un caballito. Ahora ya prácticamente no la usamos. Probamos de quitarle el palo, a ver si ella podía pedalear siendo solo triciclo, pero no se si es que no tiene suficiente fuerza en las piernas o es que estos pedales no funcionan bien, pero al final no conseguía avanzar y se enfadaba mucho.

triciclo-feber-bebes-infancia

Con año y poco, esas navidades le regalaron un correpasillos de madera. Le gustó mucho y era monísimo, pero tenía un problema y es que las ruedas eran de esas que giran sin ton ni son, con lo que la niña iba loca, chocándose con todo a nada que cogía algo de velocidad. Esto apenas lo usó unos meses. Son de esas cosas que crees que serán más útiles de lo que al final son en realidad. correpasillos-de-madera-infanciaLuego tuvimos otro de esos de plástico con botones y sonidos que le regaló una niña en el parque, aún ronda por aquí y durante mucho tiempo le hizo más caso a este que al otro.

correpasillos-rayo-mcqueen-infancia

En su segundo cumpleaños llegó la moto, la típica moto de plástico grandota, como un correpasillos con forma de moto. Ella se moría por tener una, de hecho había cogido mucha práctica de usar las de la guarde. Así que cuando se la regalaron no le pudo gustar mas. La ha estado usando mucho durante estos últimos seis meses… pero el tiempo pasa volando y ahora ya quiere otras cosas.

moto-famosa-niña-maternidad-como-puedas-infancia

Lo que son los niños, que se fijan en todo. Ya nos había pasado de bajar al parque con sus compañeros de clase, todos con sus bicis de aprendizaje o equilibrio que les llaman y Valkiria con su moto. Ella quería una bici como los demás. Los niños son así. Pensaba esperarme a verano al menos, pero justo ayer buscando otra cosa en tiendas de cosas de bebés de segunda mano encontré una que estaba prácticamente nueva y a muy buen precio… ¡Y me la lleve! No os podéis imaginar la ilusión que le hizo, solo hacía que decirle a los demás niños: «Mira fulanita, tengo una bici de mayores» -y señalándole las bicis de ambas añadía- «¡son iguales!». Aun le hace falta mucha práctica y crecer unos centímetros porque, al ser bajita, le llegan los pies de puntillas. Pero mi Valkiria es muy tozuda y aprende muy rápido, ¡nada se le resiste!

bicicleta-sin-pedales-my-bike infancia

Para acabar con el parque móvil de casa, en navidades le trajeron Los Reyes un patinete porque tenía mucha ilusión por tener uno. Pero sus majestades no cogieron uno lo suficientemente pequeño y, aunque le encanta, como le va un poco grande, se cansa y se agobia en seguida de ir en él. Supongo que dentro de unos meses le sacará mucho más partido que ahora.

patinete niña infancia sobre ruedas

Aún nos quedan muchas bicis, triciclos, patines, patinetes y demás por lo que pasar, pero para tener solo dos años y medio creo que ya vamos bien servidos de cacharros con ruedas, ¿no creéis?

¿Vosotros también habéis tenido tal cantidad de juguetes con ruedas?

¿Que es lo que más han usado vuestros peques?

 

487C1B3E76F063B9F02F088CFD651C17

 

6 Comentarios

  • Infancia sobre ruedas - Vitabelia at

    […] Entrada reBlogeada desde Maternidad como puedas […]

    Deja un Comentario
  • Planeando ser padres at

    Mi bichilla tiene justo esa moto rosa ¡idéntica! Y ahora quiere dar el salto al patinete desde que probó uno este fin de semana pasado. Lo mejor de los juguetes con ruedas ¡es que así corre mucho más junto a nosotros por la calle!

    Deja un Comentario
  • sra.jumbo at

    Yo definitivamente tengo al niño más raro.
    Salvo el triciclo, que además tuve el mismo de la foto, y la moto ancha…no quiere ni patinete, ni bici, ni bici sin pedales, ni correpasillos. Nunca ha querido nada de eso. Mio con esperanza al futuro y deseo que cuando tenga el pavo siga sin gustarle y así no pida moto…

    Deja un Comentario
  • Lydia padresenpañales at

    nosotros tenemos correpasillos, patínete micro (que tiene palo diferente) y ha llegado hace poco esa misma bici, pero esa de momento mal mal ajja no atina con ella.
    Son cosas chulísimas, en nuestra época no veíamos ruedas hasta la bici o patines de esos que se extendían de colores, ¿Sabes cuales?

    Deja un Comentario

¡Los comentarios son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Ana Latorre Ortiz.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios »Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de MaternidadComoPuedas) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: