Mi bebé de los 0 a los 6 meses

Seis meses… Tengo que repetírmelo otra vez. ¡Seis meses! ¿Como es posible que el tiempo pase tan rápido? Mi bebé ya tiene seis meses y yo empiezo a olvidar cuando solo dormía y mamaba. He tratado de disfrutarlo al máximo, intentando sobrellevar las malas rachas, y creo que lo he conseguido. Quizá por lo asumido que tengo que él será mi último bebé.

Como se que la memoria es traicionera y nuestras cabezas no dan para todo, voy a intentar resumiros lo que han sido estos primeros seis meses en la vida de mi pequeño Atreyu.

Llegó a este mundo siendo un bebé grandote que dormía mucho y mamaba fenomenal, con una fuerza tremenda. A las tres semanas de vida hizo caca con sangre y lo tuve claro. ¡Otro bebé APLV!… Pero, aun con eso, el primer mes y medio fue tranquilo. Básicamente comía, dormía y cagaba… Hacía tramos muy largos de sueño por las noches, como de 5 o 6 horas y yo estaba entusiasmada. Pero como todo lo bueno se acaba, al mes y medio, coincidiendo con un brote de crecimiento, la cosa cambió. De repente apenas aguantaba un par de horas por la noche entre toma y toma. Durante el día, para remate del tomate, cada vez dormía menos… ¿Que le pasaba a mi bebé tranquilo?

desarrollo-bebe-meses

Pues hombre, pasarle pasarle, nada. He llegado a la conclusión de que a mi, los bebés, me salen así… ¡resignación máxima!

Por lo demás era un niño relativamente tranquilo que, cuando descubrió la sonrisa social a los dos meses, decidió que esa sería su carta de presentación al mundo. Desde entonces, no hay día en el que alguien no me diga… “¡Pero que bebé mas simpático!

Al ser tan grandote, lo de sujetar la cabeza en brazos lo llevaba bien, pero estando boca abajo le costaba mas (cosas de tener un buen melón). Se enfadaba mucho y no le gustaba estar así. A mi me sabía mal, y no le obligaba a estar mucho en esa postura, hasta que, a una semana de los tres meses, me dijeron que a esa edad ya debería de levantarla mas, durante mas tiempo. A mi me entró el agobio, como si una fuera primeriza de nuevo, y la semana siguiente fuimos practicando a ratitos por la mañana y por la tarde. En una semana lo tenía dominado. Y pocos días después hizo su primera croqueta de boca abajo a boca arriba. La croqueta inversa (de arriba a abajo) tardó en llegar aun un mes mas, con cuatro meses y medio.desarrollo-bebe-mesesSoy de tener hijos cotillas por naturaleza. Por eso mi pequeño Atreyu, desde los cuatro meses, ya apenas duerme siestas en la mochila y mucho menos mama si hay gente a su alrededor. ¡Todo es mas interesante! Pero, aun así, comparado con Valkiria, él es ligeramente más tranquilo. Al menos, tolera estar en brazos de la gente, incluso cuando apenas conoce a la persona, cosa que con ella era impensable. Casi ni podían cogerla las abuelas… En cambio, él se queda tranquilamente con casi toda la familia.

En lo que si han coincidido ambos es en su odio infinito al carro, especialmente al capazo. A una semana de los cuatro meses ya habíamos hecho el cambio a la silla (esperando, ingenua de mi, alguna mejoría…). Eso si, en posición reclinada. Aunque no penséis que le gustó mucho mas… ¡Mi gozo en un pozo!

A partir de los tres meses y medio empezó a coger cosas con sus manitas. Al principio de manera torpe, ahora ya con mucha mas coordinación. Y, como no, todo tiene que pasar por el control de calidad de su boca. Hasta sus pies, que se los descubrió al poco de cumplir cinco meses. Y hablando de pies, no sabéis las carcajadas que se pega cuando le hacemos cosquillas en los pies… bueno, en los pies y casi en cualquier sitio. ¡Este niño tiene muchas cosquillas! (Como su puñetera madre…)

Durante este último mes, antes de llegar a los seis meses, hemos estado practicando el difícil arte de quedarse sentado sin apoyo. No quiero volver al tema de la cabeza, pobrecico mio, pero este niño vuelca que da gusto. Aun así, a una semana de cumplir los seis, ya aguantaba ratitos cortos sentado apoyandose en sus manitas. Y ahora ya casi casi lo tiene dominado.

En resumen, han sido seis meses muy bonitos pero muy intensos, en los que hemos tenido un poco de todo. Bebé tranquilo, falta de sueño, porteo infinito, colecho forzoso, sonrisas y carcajadas a porrillo, pero, sobretodo, amor. A ver que nos deparan los siguientes seis…

¿Soy la única a la que los primeros seis meses se le pasaron en un suspiro?

 

2 Comentarios

  • Carolina mamá ríe at

    Ohhhhh pero guapo está!!! Un suspiro es lento, entre que te conoces, te soportas, aprendes…los 6 primeros meses vuelan.

    Un besito.

    Deja un Comentario
  • Crisent at

    Que si pasa rápido!!!!. Ay! mi nena tiene 14 meses y todavía la miro y me parece imposible que esté aquí y sea tan perfecta.
    Tienes un bebé guapísimo, se te debe caer la baba. Que alguien pare el tiempo por favor!!!!!

    Deja un Comentario

¡Los comentarios son bienvenidos!

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Responsable » Ana Latorre Ortiz.
Finalidad » Gestionar los comentarios.
Legitimación » Tu consentimiento.
Destinatarios »Los datos que me facilitas estarán ubicados en los servidores de Webempresa (proveedor de hosting de MaternidadComoPuedas) dentro de la UE. Ver política de privacidad de Webempresa. (https://www.webempresa.com/aviso-legal.html).
Derechos » Podrás ejercer tus derechos, entre otros, a acceder, rectificar, limitar y suprimir tus datos.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: